Partido entre Boston Celtics y New York Knicks.
Partido entre Boston Celtics y New York Knicks.
NBA

Los Boston Celtics en franco ascenso, los Rockets no logran avanzar

Se llevó a cabo la jornada de NBA con solo tres partidos. Celtics enhebró su cuarta victoria consecutiva tras derrotar a Knicks 128 - 100. Jazz goleó a Rockets en casa 118 - 91, mientras que Blazers hizo lo propio ante el colista del Oeste Suns 108 - 86.
Boston Celtics (14-10) sumó su cuarta victoria consecutiva. Se impuso ante New York Knicks (8-18) por un claro 128 - 100 como local para subir posiciones en el Este. Irving con 22 pts y 8 asistencias, seguido de Brown con 21 pts y Horford con 19 pts y 12 rebotes los mejores. Hardaway anotó 22 pts en los visitantes.
Celtics tuvo el comando de las acciones desde el primer cuarto. Desde el 6-0 inicial no perdió las riendas, donde Irving (12 pts) fue estandarte ofensivo, y si bien Knicks dañó seguido en los cristales, su defensa dejó mucho que desear. Brown llegó cómodo para anotar, sumado a la velocidad y el juego colectivo. El local cerró 38 - 30 el primer cuarto. Knicks amenazó en el gol a gol constante, pero la defensa en el poste fue muy pobre. Horfod y Hayward dañaron (49 - 40), Irving como figura, y aunque la visita se colocó a tiro, Boston tuvo efectividad y velocidad para cerrar 69 - 58 la primera parte.
Nada cambió en el segundo tiempo. Boston continuó a un excelente ritmo de juego, Tatum y Horford como destacados dentro de una ofensiva dinámica y llena de gol. El local se escapó +14, resistió ciertos embates de Hardaway y facilidades que esgrimió atrás. Knicks con pocas ideas defensivas, nunca pudo ajustar sobre los tiradores, y volvió a soportar un cuarto a puro gol (30 - 26). Knicks tuvo variantes, un goleo repartido y efectividad a media distancia que lo dejó 107 - 90 con mucha facilidad. Knicks nunca se colocó en juego, cedió en defensa, y Boston tuvo +23 a falta de dos minutos para dar por cerrado el match.
Portland Trail Blazers (14-11) mostró su contundencia sin problemas. Aplastó a Phoenix Suns (4-21) por un claro 108 - 86. Lillard sumó 25 pts, seguido de Layman con 24 unidades. En la visita, Daniels con 15 pts y Jackson con 14 pts fueron los mejores.
El local prácticamente liquidó el pleito en el primer cuarto. Un vendaval de puntos en velocidad, con varios alley oop incluidos donde Lillard (11 pts, 3 asist) fue figura. El base aportó tres triples, sumado al ingreso de Layman (8), y la pobreza de juego de Suns. Sin Booker ni Ayrton, el equipo estuvo muy nublado y sin ideas. Blazers a puro bombazo, juego sin pelota y dinámica extendió a +23 en menos de nueve minutos, y cerró 34 - 8 el parcial inicial.
Suns mejoró adelante, ganó 32 - 28 el parcial, aunque nada varió en el partido. Blazers aprovechó las liviandades defensivas de Suns, llegó fuerte al aro seguido, limpió el panorama para sus tiradores, y estiró a 87 - 59 al cierre del tercer cuarto. El local dominó el poste (56 a 41), terminó con 24 asistencias, contra el 38% de campo y 5-27t3 de Suns.
Utah Jazz (13-13) dio otro golpe al magro presente de Rockets (11-13). Lo goleó 118 - 91 con un fantástico tercer cuarto para inclinar por completo la balanza a su favor. Favors con 24 pts y 10 reb, seguido de Ingles con 18 pts y Exum con 15 pts fueron los puntos más altos.
Utah no dio prácticamente oportunidades a su rival. Defendió muy bien la primera línea, y sacó ventajas en el primer cuarto. Rockets arrancó firme (9-4) con Paul y Capela, aunque volvió a mostrar todos sus problemas defensivos. Jazz aceleró, tuvo ritmo con Rubio, Ingles clavó dos bombazos, y en velocidad el local metió un parcial de 11-0 para cerrar 27 - 18 el parcial inicial. Jazz fue eficiente en su andar colectivo, elevó a +14 la diferencia, aunque Hardem (10) apareció en escena para achicar, pero con poco riesgo en general. Jazz quedó 53 - 45 y dio el golpe en el tercer cuarto.
Rockets definitivamente no hizo pie en el partido y lo pagó muy caro. Jazz lució mejor con Rubio, el pase directo a la pintura o bien asistiendo a un perimetral. Rockets perdido atrás, desajustado en los cambios defensivos y abajo 68 - 47 en seis minutos. Jazz fue una verdadera tormenta de intensidad defensiva, juego asociado, vértigo adelante y contundencia. El parcial no tuvo techo, ganó ¡38 - 11! El tercer cuarto para situarse 91 - 56 y sacar de la cancha a un rival sin luces.

COMENTARIOS