BÁSQUET

Maximiliano Tamburini: "Tuve una buena temporada con Ameghino de Villa María"

El escolta juninense adaptó su juego como base del equipo cordobés en su primera experiencia fuera de casa.

"De chiquito jugaba al fútbol y al básquet en simultáneo. Pero me gustaba más el básquet, encima en mi casa se respira y se vive básquet. Papá Guille y mamá Sandra jugaron profesionalmente y heredé su pasión. Toda mi familia es de Ciclista así que me instalé un día y no me sacaron más de la cancha".

"Me hice muy hincha de Ciclista, a tal punto de ir a ver los entrenamientos y todos los partidos obviamente de local o de visitante. Mi sueño era jugar alguna vez y que me aliente la gente. A los 16 años estaba Mauricio Santángelo como entrenador y comencé a tener entrenamientos esporádicos con el TNA, pero no estaba en la lista de buena fe. En la otra temporada sí, me cambió bastante y me acuerdo que cuando quedamos afuera de local con Estudiantes de Concordia, me tocó meter 8 puntos en fila y ahí fue cuando creí que podía jugar".

"Al año siguiente la comisión pone a Julián Pagura como DT, imaginate mi alegría porque a Julián lo tuve desde preinfantiles. Con 17 años no sólo entrenaba a la par sino que me ponían para jugar minutos importantes. Tuve la fortuna de tener compañeros de lujo que me buscaban siempre ese ratito que entraba para poder tirar. Y en un año inexplicable, increíble, fuimos paso a paso logrando objetivos cortos y llegamos a la final. Salimos campeones. Mi sueño era jugar alguna vez en Ciclista, y no sólo eso se me dio, sino que jugué en el equipo campeón. Soy muy afortunado".

"Después nos tocó un año complicado en la Liga A en cuanto a resultados, pero nadie nos quita el sabor de haber jugado en la máxima categoría. A la temporada siguiente, llega un desafío mayor: era jugar con un entrenador nuevo y con otras responsabilidades. Llegó Facundo Sucatzky y tuve que adaptarme a un método muy distinto de entrenamiento, mucho más exigente. Aprendí. Tuve 2 años en los que le agregué muchas cosas a mi juego y potencié lo que venía haciendo bien. Fue un mimo verme en el Top 5 de porcentaje de triples en el TNA, cuando hay millones de jugadores de nivel muy bueno en la categoría."

"Ya sentía que era ciclo cumplido en Ciclista. Por eso me fui. Ya los objetivos los había cumplido. Necesitaba probarme en otro lado y eso mismo le comuniqué a Chuny (Merlo), quien lo entendió perfectamente. Chuny siempre priorizó mi persona antes que un interés de retenerme contra mi voluntad y me aconsejó. Mi familia estaba de acuerdo, al igual que mi agente. Tuve la oportunidad de ir a San Isidro, donde dirigía Julián Pagura. Pero sentía que si me iba de casa tenía que hacerlo con personas nuevas para probarme a mí mismo y ver si estaba preparado".

"Llegó la oportunidad de Ameghino de Villa María (Córdoba), un club que tenía como objetivo primordial salvar la categoría porque era la primera vez que jugaban TNA. Estoy muy contento con el resultado. Me fue mejor de lo que yo creía deportivamente. Terminé jugando de base (algo impensado para mí) y titular. El equipo no sólo salvó la categoría, sino que llegamos a playoff y llevamos a 4 partidos a un equipazo como Oberá. Fuera de lo deportivo, me costó la adaptación de vivir solo al principio, pero me acomodé con el tiempo. Allá la dirigencia no me hizo faltar nada".

"Este año pude seguir sólo algunos partidos de Ciclista, pero estaba al tanto de todos los resultados porque mi familia me iba contando y mi primo pertenece a la actual comisión. Fue un año complicado en cuanto a resultados, no lo voy a negar. No es fácil jugar en Ciclista si venís de afuera y supongo que algunos chicos lo habrán sufrido. No estuve en el día a día, obvio, pero los partidos que vi, aparte de los extranjeros que fueron muy buenos, noté a Carreras, Vismara y Paciotti más acoplados, porque ellos ya habían jugado un año en el club. Lo que si te puedo decir que el club Ciclista es muy grande, tiene mucha gente. Cuando mas necesitaron de la gente, respondió y llenó el Coliseo".

"No sé mi futuro, pero este año lejos de Junín me sirvió para prepararme mucho mejor, cambiar la cabeza y conocer gente nueva. Así que me siento preparado para lo que sea. Mi pase pertenece a Ciclista y vamos a ver qué sucede en la asamblea de este año. Yo sólo me tengo que enfocar en trabajar duro."

COMENTARIOS