¿Hay competencia interna de baja calidad?
EL BÁSQUETBOL NUESTRO DE CADA DÍA

¿Hay competencia interna de baja calidad?

Lo que algunos niegan, otros callan, pocos se atreven y solo lo analizan por lo bajo…

¿Una realidad?
Es, “tan sólo una mirada” desarrollada ante hechos, situaciones, creencia o pensamiento, aún con el margen de error de apreciación u observación que representa, pero absolutamente despojada de algún interés personal o sectorial y sin el ánimo de herir susceptibilidades, en un espacio determinadamente general, con atisbos de cierta preocupación; es “tan sólo una mirada”.
Como variados, también difusos interrogantes, teniendo en cuenta el importantísimo lugar que ocupa el básquet profesional en nuestro medio, representado por los Clubes Argentino en Liga Nacional, Ciclista en el Torneo Nacional de Ascenso, Sarmiento en el Torneo Federal y unos años atrás San Martín en ese mismo nivel. Parecería, que Junín sería o debería ser una fuente inagotable de recursos humanos con muy buena formación y proyección para su integración en la alta competencia. Sin embargo, desde hace varias temporadas nos muestra y nos somete, en ver una faceta antagónica, cada vez más alejada de esa realidad.
Otra sensación que tengo instalada, es que en la actualidad hay menor cantidad de niños y adolescentes en la generalidad de la práctica activa. Y eso, también es ”sólo una mirada”.
Sencilla y simplemente sugiero como un objetivo, la necesidad de hablar, de encontrar hilos conductores que motoricen o promuevan una interacción de cualquiera y/o de todos los actores fundamentales (dirigentes, entrenadores y porque nó, también de los jugadores) a efectos de debatir profundizando el tema en la búsqueda de respuestas que nos encaminen a hallar un verdadero y certero diagnóstico, para dejar de preguntarme y/o preguntarnos (aquellos que compartan esta opinión); ¿qué pasa con nuestro básquet de cada día?; ¿qué pasa con la enseñanza/aprendizaje de nuestros niños y adolescentes?; ¿qué pasa con el compromiso de todos los involucrados?; ¿que pasa?, es, ”tan sólo una mirada”.
En la continuidad de los innumerables interrogantes, también pongo a consideración lo que a continuación planteo:
¿El básquet dejó de ser novedad en nuestro medio?
¿Será excesiva la oferta que ofrece Junín?
¿Los entrenadores habrán y/o habremos perdido la capacidad de resolver problemas, para lo cuál, deberíamos estar preparados?
¿Le estaremos dedicando el necesario tiempo a la difícil como compleja tarea diaria y cotidiana de educar enseñando, en todos y cada uno de los niveles que demanda el básquetbol?
¿Nos habremos sumergido en el excesivo tecnicismo con planificaciones muy sofisticadas como un modismo, sin ofrecer más educación con la formación adecuada?
¿No planificaremos, lo que debería ser una tarea incontrastable? etc., etc.
¿Los dirigentes se ocupan de la problemática planteada?, ¿Establecen objetivos institucionales?; y siguen…
Bueno es reconocer al respecto, que años atrás dirigentes referentes de la AJB. (Macario Pte. y Aréjula Vice Pte.) se expresaban en términos similares, sin poder hallar –en esa ocasión- una conclusión como contenido. Asimismo y por el alto grado de preocupación, precisamente Daniel Aréjula elaboró un programa que con posterioridad el cuerpo técnico de las Selecciones de ese momento le produjo adaptaciones, ofreciéndoles a todas las instituciones elementos a través de un programa superador con mucho contenido técnico para aplicar y desarrollar en los espacios esencialmente formativos, a fin de trazar recorridos para un crecimiento sostenido en el tiempo.
En consecuencia y formuladas así las cosas, si lográramos encontrar un diagnóstico correcto, seguramente los cambios que se propondrían nos permitirían hallar la ruta que nos encamine hacia los objetivos que muchos queremos, deseamos y necesitamos.
Es, “Tan solo una mirada”, ni tendenciosa, ni negativa, solamente a favor de lo mejor para nuestro básquetbol.
Porque, a pesar de lo descripto y si bien cada vez en menor cantidad, siguen surgiendo buenos exponentes y clubes que transitan por caminos de superación. Siendo la idea, el surgimiento de muchos de los denominados “distintos” y que muestren su talento en cada cancha que les toque jugar…
Es, “tan sólo una mirada”…
Ojalá y es mi deseo, que el planteo sea solamente una preocupación infundada.
Hablemos de básquet…

(*) Entrenador “Eneba” y “Coditep”. Coordinador del departamento básquet y delegado del Club Junín (AJB), subcomisión de Minibásquet y Femenino.

COMENTARIOS