Martín Andrés “Tini” Petraglia
BÁSQUET

Martín Andrés “Tini” Petraglia

Jugó al básquetbol en el Club Junín. Se fue a España donde entrenó y se capacitó. Actualmente está en las formativas del club San Martín.

Nací en Capital Federal, pero toda la vida viví en el Barrio El Picaflor. Fui al colegio Marianista con Gerardo Lares, Gustavo Daddiego, Hugo Ferrari, Fernando Cuenin, Luis Milani, entre otros.

Lógicamente jugábamos al fútbol en la canchita de la esquina del colegio Marianista, todos los días. A mí me gustó siempre el fútbol, pero nunca jugué oficialmente ni fiché en ningún club local.

Empecé a jugar a los ocho años al básquetbol en el club Junín. Tuve como entrenadores a Papeta Gómez, Raúl Scaglione, Héctor Samperi, y un poco más arriba a Tatote y Edú Pagella, Adrián Capelli, Darío Racero.

A los 26 años me fui a España. En realidad siempre quise ir a Italia, por un amigo en común –Piero Gradín- que hizo todas las formativas conmigo en club Junín. Él se había ido a los catorce años. Yo siempre decía de irme pero por el idioma al final recaí en España.

A España entré como turista. Me costó conseguir trabajo, parecía difícil, pero a los cuatro meses conseguí en la municipalidad de Granadilla de Abona –Tenerife- un equipo para dirigir básquet. Al poco tiempo me ofrecieron los cadetes y luego los juveniles. También jugué en la primera del club Granadilla de Abona. Dos años estuve en el equipo. Salimos cuartos en uno y luego ascendimos de categoría a lo que es la autonómica. Acá dejé de jugar.

Me dediqué a dirigir. Ese año me mudé al norte de la Isla. Comencé a trabajar para el colegio Rodríguez Campos. Allá hay muchos colegios privados que tienen las formativas de básquetbol. Algunos siguen teniendo hasta cadetes y otros hasta infantiles. Después van los chicos a los clubes.

También trabajé en el colegio Echeyde. Luego para la Municipalidad trabajaba dando clases extraescolares en las escuelas públicas. Es como acá cuando la municipalidad enseña aeróbica o fútbol en las sociedades de fomento.
Me fue bien. Como experiencia, buenísima. Tanto personal como profesional. Aprendí mucho, enseñé mucho. Hice los cursos de entrenador con el sistema Feb que tienen ellos. Prácticamente lo patentaron. Eneba Argentina mama un poco lo que es allá Feb. Los cursos son buenísimos. Tuve la posibilidad de ver entrenadores como Željko Pavlicevic, de Yugoeslavia, que hizo un curso. Miraba mucho ACB y Leb, por ejemplo al Canaria de Richotti. Me encantó estar en ese momento en España.

Estuve diez años. Volví en el 2012. Casi a fines de ese año me contactó Julián Pagura y me llevó a entrenar las inferiores de Ciclista. Estuve poco más de dos años. Luego me fui a la ciudad de Nueve de Julio. Dirigí Atlético en las formativas desde mini, U 13, U 15 y U 17. También estaba a cargo del básquet Femenino.
Pero me cansé de viajar cada tres días, hotel, rutas peligrosas. Entonces busqué otras alternativas y en el medio me llamó la gente del club San Martín para que esté en las inferiores.

El proyecto es que los chicos jueguen al básquetbol. Que sepan picar con las dos manos, pasar la pelota. Trabajar con los fundamentos, que sepan hacer bien una bandeja con las dos manos, un cambio de dirección, etc.

No queremos presionar a los chicos. Que el día de mañana puedan jugar en cualquier equipo o con los amigos. Formar buenas personas. Si podemos salir campeones, mejor. Hoy hago todos los cambios. Los chicos juegan todos en todos los partidos, independientemente del rival.

COMENTARIOS