None
PREOLÍMPICO FEMENINO

Macarena Rosset hace historia con la selección

Después de 65 años de su primer triunfo ante Brasil, le volvió a ganar en un certamen oficial, en mayores. Fue por 73 a 69. Con este resultado ganó el grupo y esquivó a Canadá en semifinales. Hoy a las 18.30 enfrenta a Cuba.

Argentina sólo le había ganado en dos ocasiones a Brasil, en lo que a enfrentamientos oficiales se refiere. La primera en el 3er sudamericano de la historia, en Perú 1950, por 35 a 23. Seis años más tarde, en el sudamericano de Ecuador (1956), se dio el otro hito, con victoria por 62 a 57, en un registro que, vaya uno a saber el motivo, la Confederación Brasileña no guarda en su sitio web.
En total, 59 años más tarde, Argentina logró romper el hechizo, y ahora espera por Cuba en semifinales.
El encuentro comenzó mejor para nuestras chicas. A través de una Gretter enchufada, la celeste y blanca se puso 6-0 en los primeros dos minutos; y si bien Brasil ajustó lo suficiente en defensa como para equiparar las acciones en 6 por bando al llegar al promedio, las criollas redoblaron la apuesta para retomar el liderazgo.
De atrás hacia adelante, la selección nacional edificó su mejor momento en ese primer capítulo, fagocitando a las internas rivales, jugando al pase extra en el otro extremo del campo, y mutando un resguardo que inició con presión y siempre desencadenó en zona, para completar un cuadro que mareó al clásico rival.
Ante estos factores, Argentina llegó a ganar por 11 (17-6), y arrancó el segundo cuarto con diferencia a favor de nueve (21-12), siendo antesala de otro buen momento basquetbolístico para nuestras chicas.
Si bien fue Brasil quien pegó primera en esa ocasión, y ciertas nubes aparecieron en el horizonte criollo por llegar rápidamente al límite de faltas, la mente fría y el retornar a las fuentes alcanzaron para rencausar el match.
Débora González imprimió ritmo en ambos lados de la cancha, y teniendo como fieles escuderas tanto a Ornella Santana como a Andrea Boquete, le escondieron nuevamente la brújula a su adversario, para dar momentos altos de básquet, sobre el promedio del periodo.
Poco a poco la brecha se fue ampliando, y nuestras chicas llegaron a distanciarse por 18 (34-16), al llegar a los cuatro minutos finales del primer tiempo, a base de buena rotación de balón, selección de tiro sin desesperarse; buena lectura de juego, y por sobre todas las cosas, una contracción hacia la defensa que nunca se negoció.
Teniendo un guiño de la suerte, cuando en ese final la celeste y blanca sufrió algunos desajustes en su resguardo (rotaciones tardías y permeabilidad para que reciban las internas), Brasil no lo aprovechó, y por ello el parcial de 4-8 en esas últimas posesiones no fue tan notorio.
Dando muestra de su mejor nivel hasta el momento en el torneo, Argentina encaró el descanso largo en ventaja de 14, 38 a 24.
El retorno de zona de vestuarios trajo consigo a un Brasil cambiado. Con mayor actitud en defensa, y buscando volver a nutrir su poste bajo, el rival obligó a nuestras chicas a buscar resoluciones rápidas en ataque, algo que las incomodó y ayudó para que la distancia entre ambos elencos se acorte.
Cuando tanto Nadia como Gisela Vega debieron sentarse por llegar a niveles comprometidos de faltas, Izianne fue quien se cargó el equipo al hombro por parte del adversario, y sacándole buen rédito al uno contra uno, consiguió dejar a las suyas a sólo cinco (45-40) con cuatro minutos por delante.
La defensa nacional mejoró, y a través de González la celeste y blanca pareció encarar mejor el cierre, pero un par de pérdidas, sumadas a anotaciones (con oposición) por parte del elenco amarillo, dejaron el tanteador 55-49 a favor de Argentina, para los últimos diez minutos.
Los nervios comenzaron a jugar su partido. Brasil, quizás apoyándose en la historia, se sintió más cómoda en ese acto definitorio, y poco a poco limó lo que quedaba de diferencia, para pasar a comandar por uno (57-58) en los primeros tres minutos.
Una Argentina desdibujada, se mantuvo en juego con más corazón que básquet, incluso llegando a perder por cuatro (61-65) en el promedio del cuarto. De todas formas, la esperanza llegaría desde el banco.
Atinadamente Cristian Santander devolvió al parquet a la juninense Macarena Rosset, la cual, combinada con una Andrea Boquete brillante en defensa, le dieron vuelta la taba al clásico rival. Entre Gretter y González terminaron de generar el cambio, que dio, en un abrir y cerrar de ojos, un giro vertiginoso en el marcador, para recuperar el liderazgo (68-67), y luego asestarle el golpe de KO con un triple de Boquete (71-67) con un minuto por delante.
Inteligentemente, la celeste y blanca usó las faltas que aún tenía por para validar el reloj a su favor, y si bien Brasil quedó a dos (71-69), Rosset no erró desde la línea, y desató la alegría nacional.
Mañana habrá jornada de descanso para todos los equipos y el sábado, a último turno, nuestras chicas se medirán con Cuba (18:30 hora de nuestro país), en una de las semifinales de este Preolímpico.

Síntesis
Argentina (73): Melisa Gretter 10, Macarena Rosset 4, Sthefany Thomas 7, Ornella Santana 6 y Gisela Vega 9 (inicial); Andrea Boquete 12, Celia Fiorotto 9, Agostina Burani 3, Sandra Pavon 1 y Débora González 12. DT: Cristian Santander.
Brasil (69): Da Paixao 7, Izianne 25, Jacob 0, Nadia 10 y Lyra 0 (inicial); Da Costa 5, Teixeira 0, Silvestre 9, Justino 12 y Santos 1. DT: Zanon. Parciales: 21-12 / 38-24 / 55-49. Árbitros: Vega – Henry – Sánchez. Estadio: Saville Community Sports Centre.

Posiciones
Grupo "A"
Canadá 4j-4g
Cuba 4j-3g-1p
Puerto Rico 4j-2g-2p
Chile 4j-1g-3p
Rep. Dominicana 4j-4p

Grupo "B"
Argentina 4j-4g
Brasil 4j-3g-1p
Venezuela 4j-2g-2p
Ecuador 4j-1g-3p
Islas Vírgenes 4j-4p

COMENTARIOS