None
BÁSQUET

Gonzalo Iglesias y Marcos Cabot: Sangre charrúa en los equipos juninenses

Tanto Ciclista como Argentino contrataron jugadores del país limítrofe para ocupar fichas extranjeras y reforzar los planteles. Ellos nos cuentan su experiencia en Junín.

Gonzalo Iglesias
“Yo nací en Montevideo. Comencé a jugar medio de grande, a los dieciséis años en el Club Aguada donde sigo actualmente.

Empecé en cadetes “B”, después pasé a juveniles e inmediatamente me citaron para el plantel de primera. Fue tan rápido el paso de una divisional a otra que no alancé a integrar ninguna selección.

Como soy uno de los jugadores más altos del club me fueron adelantando las categorías y me llamaron rápidamente de primera división.
Allá igual que en la Argentina hay planes de altura, pero no hay gente grande de estatura.

El Club Aguada es uno de los más grandes de Uruguay. Tiene una hinchada tremenda y está creciendo cada día más.

Hace dos años ganamos la Liga Uruguaya después de mucho tiempo y la gente festejó largamente.
Es un club que siempre contrata extranjeros. Lo que pasa es que es más fácil conseguir dólares para los clubes y por eso tratan de elegir lo mejor del mercado dentro de sus presupuestos. De ahí que todos los clubes se refuerzan muy bien.

A mí me llamó Julián Pagura para ver si quería hacer una experiencia acá. Yo tengo veintiún años, soy muy joven y esto me sirve para crecer basquetbolísticamente. Quería conocer la Liga Argentina y la verdad que como experiencia es muy buena.
Yo había tenido una experiencia en Luxemburgo (Europa) donde fui becado a una academia de básquetbol. Es un país nuevo que se está abriendo al mundo. Fue mi primera salida fuera de Uruguay, me costó bastante porque estaba lejos de mi familia, era muy inmaduro, pero lo que recogí como valores fue muy bueno.

Yo me vuelvo al Uruguay, así habíamos arreglado con la gente de Ciclista. Lo que sucedió fue que extendieron los partidos finales, el clásico se cambió de fecha y por eso se me terminaron los tiempos. Yo arranco ya la Liga de Uruguay con Aguada”.

Marcos Cabot
“Comencé a jugar cuando tenía siete años en Trouville que es un equipo de la localidad de Pocitos y a los diecisiete me fui para Defensor Sporting de Montevideo.

Allá cuando termina el torneo de primera división y sos menor de veintitrés años tenés la chance de jugar el torneo de segunda división porque el club de primera categoría te presta.

Tuve la chance de jugar en el Larre Borges y Atenas.

Recién esta es mi primera salida internacional. También tuve actividad con la selección mayor en mi país. Fueron por suerte tres años consecutivos. Me tocó ir a jugar el premundial de Caracas.

La vida en Uruguay es muy parecida a la que se vive acá en Junín. A mí me gusta la pesca y acá lo puedo seguir haciendo con tranquilidad.
Hay dos lagunas espectaculares donde puedo despuntar el vicio, así que reparto el tiempo en lo que me gusta. La comida no cambia mucho, así que no noto mayores diferencias”.

Odisea en altamar
“Fue al terminar la liga pasada que quedamos eliminados. Tengo un amigo con el que nos encanta pescar y salimos en kayak al mar. Lamentablemente había marea roja interna. Después de varios puntos de vista nos dimos cuenta que estábamos demasiado lejos de la costa y no podíamos volver por la situación del mar en ese momento.

Mi amigo tomó la opción de tirarse al agua y volver hacia la costa nadando. Estuvo siete horas y por suerte pudo lograrlo.

Yo me quedé diez horas en el agua hasta que me vinieron a rescatar. Estuve varado en el mar a tres kilómetros de la costa. El kayak se hundió a una determinada hora y no había chances de volver con el mismo hacia la costa.

Estábamos bastante profundos y en mi caso demasiado cansado.
Mi amigo llegó a la costa, dio aviso a la Guardia Marina y rápidamente salieron con un gomón a rescatarme. A las seis y media de la tarde cuando ya tenía pocas expectativas de salvarme vi que venían a mi rescate. Es una historia con buen final que seguramente el día de mañana se la contaré a mis hijos”.

Llegada a Junín
“Después de un par de años me salió este acontecimiento de venir a Junín. Estoy muy contento. Me recibieron bárbaro. Me gusta mucho la ciudad, estoy cómodo acá y disfrutando de lo que me gusta.
Mi representante está en conversaciones con varios equipos de Uruguay. Todavía no arreglé con nadie. Es mentira lo que dice la prensa uruguaya que ya cerré con un club. No hay nada de eso, es todo mentira. Recién estamos definiendo las cosas con mi representante.

Mi idea es terminar el torneo en la Argentina para ver qué posibilidades se me abren en este mercado, pero seguramente allá se mueve todo muy rápido y habrá que decidir en un lapso mucho menor al que pensábamos.

La Liga Nacional es un nivel mayor. Esto es un paso más en mi carrera. Argentina tiene un nivel muy lindo, es muy competitivo y poder adaptarse y tener continuidad en esta liga sería ideal”.
COMENTARIOS