None
RALLY DAKAR 2014

Roma, Coma, Casale y Karginov fueron los campeones de la dura competencia

Los españoles, el chileno y el ruso, se impusieron en autos, motos, cuatriciclos y camiones, respectivamente.

El Dakar 2014 coronó a sus campeones en la ciudad chilena de Valparaíso tras completar más de 9.300 kilómetros desde que el 5 de enero salió de Rosario, en un largo y difícil camino.
Los españoles Nani Roma (MINI) en autos, Marc Coma (KTM) en motos, y el chileno Ignacio Casale (Yamaha) en cuatriciclos, supieron sacar provecho y se convirtieron en campeones.
El Dakar Argentina-Bolivia-Chile fue, a decir de los participantes y entendidos, el más complicado de los seis corridos desde que la competencia recaló en Sudamérica tras dejar su Africa natal.
Nani Roma era quien más tenía en juego en la categoría autos, ya que su compañero Stéphane Peterhansel le había arrebatado la punta de la carrera el día anterior y era una incógnita si iba a respetar las órdenes del equipo X-Ray MINI de quedar segundo.
El español partió tranquilo, confiando en que finalmente, después de una década, se le iba a dar el campeonato en autos, justo 10 años después de haber ganado su primer Dakar en moto, logró que hasta esta edición ostentaban Peterhansel y el francés Hubert Auriol.
Roma, quien ganó dos etapas, lideró gran parte de la competencia hasta que faltando dos etapas su compañero y múltiple campéon Peterhansel comenzó a presionarlo y lo dejó segundo a una jornada del final, envuelto en una polémica por el juego de equipo.
Finalmente, Roma se quedó con el rally tras cruzar la meta cuarto, a 1m. 40s, del ganador de la etapa, Giniel De Villiers (Hilux) pero con el margen suficiente para quedarse con el premio mayor.
El catalán ganó el Dakar con un tiempo de 50h44m58s y marginó a Peterhansel por 5m. 38s, y a Nasser Al Attiyah por 56m. 02s,, con lo que los pilotos de MINI coparon una vez más el podio de la competencia.
El mendocino Orly Terranova (MINI), quien llegó a estar segundo en la general y ganó una etapa, terminó quinto a 1h. 27m. 44s de Roma y a poco más de siete minutos del cuarto, Giniel De Villiers.
“Orly” marchaba segundo pero una penalización de 15 minutos en la sexta etapa entre Tucumán y Salta por una maniobra antideportiva lo hizo caer al cuarto lugar, aunque a dos etapas del final, aún tenía chances de ocupar el tercer escalón del podio.
En tanto, el cordobés Federico Villagra (MINI), el mendocino Lucio Álvarez (Ford Ranger) y Emiliano Spataro (Renault Duster) terminaron en la 11º, 14º y 22º posición, respectivamente, mientras que la rionegrina Alicia Reina (Hilux), única mujer en su categoría, finalizó 60°.

Coma repitió por cuarta vez

En motos, Coma (KTM) se adjudicó su cuarto Dakar, tres de ellos ganados en tierras sudamericanas, lo que significó una revancha tras haber tenido que estar ausente el año pasado aquejado por una lesión de la que no se había recuperado a tiempo.
El piloto de KTM ganó con un tiempo acumulado de 54h. 50m. 53s. y aventajó a su compañero Jordi Viladoms por 1h. 52m. 27s y de 2 horas sobre el tercero el francés Oliver Pain (Yamaha).
En tanto, su archirrival y cinco veces campeón, el francés Cyril Després, terminó cuarto a 2h. 11m. 09s. del ganador, en lo que fue su primer Dakar con Yamaha, marca a la que aspiraba devolverle el número 1.
Si bien la chance de revalidar el título estaba descartada casi en la segunda mitad de este Dakar, Despres llegó hasta la etapa 12 con la chance de subir al tercer escalón del podio.
Sin embargo, una penalización de 5 minutos por exceso de velocidad en el enlace de la etapa final lo terminó relegando a la cuarta posición.
El catalán, que se adjudicó tres etapas en este Dakar, terminó la especial de hoy 18º, a 10m. 53s. del ganador, el español Joan Barreda, lo que prueba a las claras que el hombre de KTM supo administrar el tiempo sin exponerse demasiado, incluso con una penalización de 15 minutos a cuestas por un cambio de motor.
Coma, ganador del rally en 2006, 2009, 2011 y 2014, llegó a Rosario con el firme objetivo de “seguir soñando” y dio un paso en esa dirección al adjudicarse otro campeonato.
El español Joan Barreda (Honda), ganador de cuatro etapas, fue uno de los más constantes y firme candidato pero faltando dos etapas las caídas y los problemas mecánicos terminaron por complicarle la vida al valenciano, quien se consagró séptimo en la general.
El pinamarense Javier Pizzolito (Honda) sufrió varios contratiempos durante el Dakar y terminó 23º en la general, bastante más relegado de las expectativas que había generado su segundo año como piloto oficial de la marca japonesa.
En cambio, la que hizo un gran papel fue la española Laia Sanz (Honda). La campeona de enduro se va de este Dakar con un puesto 16º, su mejor posición desde que debutó en el rally 2011 y también con una séptima ubicación de etapa, el mejor resultado obtenido por una mujer en las dos ruedas.

Chile obtuvo una gran alegría con Ignacio Casale

En la categoría de cuatriciclos, Ignacio Casale se coronó ganando la última etapa de esta edición del Dakar.
Desde el abandono por rotura de motor del piloto uruguayo Sergio Lafuente promediando el Rally, el podio estaba prácticamente definido.
Con Ignacio Casale en primera posición, Rafal Sönik en segunda y Sebastián Husseini en tercera posición.

Andrey Karginov se impuso en camiones

Por último, entre los camiones se impuso el ruso Andrey Karginov, tras arribar séptimo en la última etapa y verse beneficiado por un retraso en el final de su máximo adversario, el holandés Gerard De Rooy.
Este, venía liderando la etapa y se encontró con la ruta bloqueada por un vuelco.
De esta forma, el holandés resultó segundo en el día de cierre y perdió la carrera por 3 minutos 11 segundos en la etapa de cierre, que se llevó Ales Loprais con el Tatra.
Así, la marca Kamaz mantuvo la corona que había logrado el año anterior con Eduard Nikolaev, esta vez por medio de Karginov.

COMENTARIOS