None
AUTOMOVILISMO

Diego Aventín voló en Paraná y quedaron confirmados los doce que irán por el título

Luego de tres años de sequía, el “Pumita” obtuvo un triunfo que le permitirá arrancar con ventaja la Copa de Oro que definirá al campeón del TC, al sumar más puntos que todos en la fase regular. Gabriel Ponce de León quedó afuera de la pelea por la corona.

Diego Aventín hizo suya una muy buena victoria justo en septiembre, como la última que había conseguido, en 2010. Pero no sólo eso: también se adueñó de la etapa regular y se metió de lleno a la Copa de Oro.
En una jornada a puro sol, en un septiembre primaveral y de definición, el “Pumita” de Morón volvió a subirse a lo más alto del podio.
Nada menos que a puro suspenso fue la definición de la fase en Paraná, donde el público dijo presente ocupando cada rincón del circuito, donde 50.000 mil almas deliraron al ritmo del Turismo Carretera, que entregó una final apasionante y cargada de adrenalina.
La competencia arrancó con Mariano Werner entrando a boxes a metros de la largada, Guillermo Ortelli agarrando la punta, Aventín metiendo presión, Juan Bautista De Benedictis haciendo un trompo y Mauro Giallombardo abandonando por un golpe en el radiador.
Cinco vueltas necesitó el Pumita para relegar a Ortelli, tras una gran maniobra de superación, mientras que atrás Gabriel Ponce de León y Christian Ledesma jugaban sus cartas subiendo y bajando en el clasificador hacia la Copa. El de Ford peleaba por estar entre los diez, el de Chevrolet por estar entre los 15, y si uno subía una posición el otro quedaba afuera. A puras cuentas fue la competencia de ambos pilotos.
Al tiempo que Ponce y Ledesma iban y venían y le ponía suspenso a la definición, Norberto Fontana se despedía del campeonato por un problema en el motor del Torino, Leonel Pernía y Matías Jalaf no podían sumar lo necesario y dependían del resultado de los demás. Las cartas estaban entregadas y Aventín ya las había jugado, sólo tenía que mantenerse firme y defenderse de Ortelli que se venía acercando.
Pero para darle aún más show a una final apasionante, el Chevrolet del de Salto dijo “basta” a una vuelta del final y todo quedó sentenciado, con el “Pumita” en la punta, Josito Di Palma como escolta y Jonatan Castellano en el último escalón del podio.
“Fue una lástima lo de Guillermo. Me hubiese encantado seguir peleando con él, porque es un placer y un lujo competir con esa clase de pilotos. Estoy muy contento por todo lo que se viene haciendo, es importante haber ingresado de esta manera y más con una carrera ganada”, expresó el ganador.
“Vinimos con el objetivo de ganar, el equipo trabajó muchísimo y desde que tiramos el auto en pista vimos que estaba muy bien. Se pulió muy poco y nos encontramos haciendo la pole. Le quiero agradecer al equipo que confió en mí siempre. En la final no los pude seguir a los de la punta y en mitad de carrera el Torino mantuvo el ritmo y no mejoró. Nos acercamos porque creo que los demás perdieron un poco de rendimiento pero lo bueno es que alcanzó y estamos en la Copa y sobrepasamos el objetivo. Ahora solo nos queda ganar una carrera”, explicó Josito.
“Sin duda estoy contento porque estoy invicto desde que se creó la Copa, en cuanto a Paraná tuvimos un gran auto todo el fin de semana, corregimos muy pocas cosas y con eso encaramos una muy buena clasificación serie y final”, comentó el Pinchito.
Ya están los 12, ya se viene San Luis, el próximo 27, 28 y 29 de septiembre, se viene el Rosendo Hernández, se viene la hora para que Aventin, Werner, Giallombardo, Di Palma, Silva, Trucco, De Benedictis, Castellano, José María López, Matías Rossi, Omar Martínez y Ledesma vayan al todo o nada por la Copa de Oro Río Uruguay Seguros.

COMENTARIOS