Festejo de Verstappen y hazaña de Vettel, el 1-2 en Alemania.
Festejo de Verstappen y hazaña de Vettel, el 1-2 en Alemania.
HOCKENHEIM, ALEMANIA

Festejo de Max Verstappen y hazaña de Sebastian Vettel en una carrera de locos

Varios pilotos se pegaron y el local, en una gran remontada, pasó de estar último al segundo escalón del podio. El líder del campeonato de Fórmula 1, Lewis Hamilton, finalizó undécimo tras una sanción, pese a que había largado desde la pole.

El holandés Max Verstappen (Red Bull) se impuso ayer en el Gran Premio de Alemania de Fórmula 1 en Hockenheim, tras una carrera loca, en la que el británico Lewis Hamilton (Mercedes), líder del Mundial, apenas pudo ser undécimo pese a haber salido desde la pole.
Hamilton tuvo un día de pesadilla, con una salida de pista, un trompo y una penalización de cinco segundos por una entrada no reglamentaria en los boxes.
En segundo lugar de la carrera quedó el local Sebastian Vettel (Ferrari), que había comenzado último en la parrilla, y tercero fue el ruso Daniil Kvyat (Toro Rosso).
El finlandés Valtteri Bottas (Mercedes) y el monegasco Charles Leclerc (Ferrari) tuvieron que abandonar por salidas de pista.
En clasificación de pilotos, Hamilton sigue líder con 39 puntos de ventaja sobre Bottas. Verstappen, tercero, se aproxima a 61 puntos del liderato y Vettel, cuarto, a 82.
“Mercedes sigue muy por delante en el campeonato y sigue siendo el equipo dominante. Fue una jornada complicada y era fácil hacer errores. Para estar a su nivel todavía tenemos trabajo”, apuntó Verstappen.
Para Verstappen es su segunda victoria de la temporada, después de la lograda en Austria a finales de junio. Es el único piloto que ha podido romper este año la hegemonía de los Mercedes, que entre Hamilton y Bottas, con siete y dos carreras ganadas respectivamente en este 2019, se repartieron el resto de Grandes Premios.
“Hoy había que estar concentrado, no nos podíamos permitir muchos errores”, contó Verstappen. “Creo que la comunicación con mi equipo ha sido crucial y que hemos tomado las buenas decisiones, eso nos ha dado la victoria”, estimó. Además, consiguió el punto al autor de la mejor vuelta en carrera.
La carrera, que se disputó con una lluvia que fue de más a menos a lo largo que avanzaba la prueba, tuvo un guión enloquecido, con continuos pasos por boxes para pasar de los neumáticos de lluvia a los neumáticos slick, o a la inversa.
También se sucedieron distintos incidentes o accidentes, con numerosas salidas del coche de seguridad. “Por momentos teníamos la impresión de que no se iba a acabar. Fue divertido, pero también era muy difícil saber si estabas tomando o no las decisiones correctas”, explicó Vettel.
“Fue como una película de terror salpicada de comedia negra”, valoró por su parte Kyvat, que sube al podio en una carrera por tercera vez, después del Gran Premio de Hungría de 2015 (2º) y del Gran Premio de China de 2016 (3º).
Tanto para Vettel como para Kyvat, la carrera tuvo sabor a redención. El alemán se salió de pista el año pasado cuando era líder y parecía lanzado hacia la victoria, mientras que el sábado no pudo participar en la sesión de clasificación por un problema de motor.
El ruso, por su parte, recuperó su asiento como titular este año después de haber sido privado de él durante la temporada de 2017, cuando pilotaba ya para Toro Rosso.
El cuarto puesto de la carrera fue para el canadiense Lance Stroll (Racing Point) y el quinto para el español Carlos Sainz Jr (McLaren).
Para Sainz Jr es su mejor actuación de la temporada y la séptima vez que consigue puntuar. Rozó su mejor puesto en un Gran Premio, que continúa siendo el cuarto lugar de Singapur en 2017.
El tailandés Alex Albon (Toro Rosso, 6º), el finlandés Kimi Raikkonen (Alfa Romeo Racing, 7º), el italiano Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo Racing, 8º), el francés Romain Grosjean (Haas, 9º) y el danés Kevin Magnussen (Haas, 10º) completan el Top 10.
Además de Bottas y Leclerc, el mexicano Sergio Pérez (Racing Point), el australiano Daniel Ricciardo (Renault), el británico Lando Norris (McLaren), el alemán Nico Hülkenberg (Renault) y el francés Pierre Gasly (Red Bull) no pudieron acabar la carrera.
La siguiente cita del Mundial de Fórmula 1 tendrá lugar el próximo fin de semana en Hungría.

COMENTARIOS