Mick, campeón de la Fórmula 3, ahora estará con Ferrari en una categoría más.
Mick, campeón de la Fórmula 3, ahora estará con Ferrari en una categoría más.
AUTOMOVILISMO

Mick Schumacher sigue los pasos de su padre: fue confirmado en el equipo Ferrari

El equipo italiano comunicó de manera oficial el arribo del hijo de Michael a su programa de jóvenes pilotos. Se trata de la escudería del Cavallino Rampante con la que su progenitor ganó cinco de los siete títulos en Fórmula 1 en las temporadas 2000, 2001, 2002, 2003 y 2004.

El joven campeón de Fórmula 3 Europa, Mick Schumacher, hijo del siete veces campeón del mundo de Fórmula 1, Michael Schumacher, es ahora miembro de la Academia de Pilotos de Ferrari (FDA, Italia).
El 19 de enero firmó un contrato con esta institución de formación de la élite del automovilismo y publicó en Twitter un comunicado en el que anuncia la llegada al Cavallino Rampante.
Además la marca de Maranello anunció que se unirán a la Academia, Callum Ilott y Giuliano Alesi, también Marcus Armstrong, Robert Schwartzman, Enzo Fittipaldi y Gianluca Petecof.
El deportista "trabajará desde la próxima semana con sus compañeros de la FDA en las actividades de preparación de la pretemporada", dice el comunicado, en referencia a su programada participación en el 2019 en el campeonato de Fórmula 2.

Mattia Binotto, el nuevo director del equipo Ferrari, era ingeniero de la marca italiana cuando Michael Schumacher logró cinco títulos consecutivos de 2000 a 2004.
"Para alguien como yo que lo ha conocido desde que nació, no hay duda de que recibir a Mick en Ferrari tiene un significado emocional especial. Pero lo hemos elegido por su talento y las cualidades humanas y profesionales que ya lo han distinguido a pesar de su corta edad", expresó Binotto.
Por su parte, el piloto alemán se muestra encantado de ser parte de la academia y también de la Scuderia Ferrari, que "tiene un gran lugar" en su corazón.
Durante este fin de semana, Mick Schumacher participó en la competición Race of Champions en el Foro Sol de la Ciudad de México.

COMENTARIOS