El Torino que comandó Federico Pérez durante 2018 en el TC Pista.
El Torino que comandó Federico Pérez durante 2018 en el TC Pista.
AUTOMOVILISMO

Federico Pérez: "Si voy a correr en el TC me gustaría que sea con respaldo económico"

El piloto de nuestra ciudad está muy cerca de concretar uno de los objetivos más importantes de su carrera profesional. El miércoles se definirá su participación en la temporada 2018 del Turismo Carretera. "Por ahora es un 60% que sí", anticipó a Democracia.

A sus 34 años, el piloto juninense Federico Pérez está muy cerca de cumplir con uno de los objetivos más importantes de su carrera profesional.
El miércoles se definirá su participación en la temporada 2019 del Turismo Carretera, la categoría por excelencia del automovilismo argentino. "Si voy a correr me gustaría que sea con respaldo económico", "Por ahora es un 60% que sí", aseguró en una entrevista exclusiva a Democracia.
A continuación, todos los detalles de las gestiones que viene realizando el corredor de nuestra ciudad para poder estar presente en la máxima categoría.
- ¿Cuáles son las posibilidades reales?
- Estamos en la etapa de negociaciones, evaluando las propuestas que tenemos para estar este año en el TC. Después de que salí subcampeón del TC Pista, eso fue en dos oportunidades, la categoría me autorizó a estar presente en el TC. Así que la posibilidad existe desde el 2013, pero el principal impedimento siempre fue lo económico. Hay que armar un presupuesto y que ese presupuesto se pueda mantener durante todo un año. Eso no es algo fácil. Sinceramente, tampoco nunca tuve un gran presupuesto para correr en el TC Pista pero lo pudimos hacer.

- ¿En qué etapa estás de las gestiones?
- Son días claves, tenemos varias propuestas y estamos trabajando mucho. Buscamos, que el equipo también sea participe de lo presupuestario. Pero te reitero que todo depende de llegar al presupuesto, después de eso surge el resto. Hay equipos que tienen un encargado de auto y dos mecánicos; hay equipos que solo tienen un encargado y un mecánico; hay equipos que solo trabajás con un ingeniero; y hay otros que tienen tres ingenieros. Hay que esperar a conformar el presupuesto y después el resto. Hoy por hoy tengo cuatro propuestas.

- ¿De qué montos estamos hablando?
- Son quince carreras en la temporada, es decir en el año y para cubrir todos los gastos necesitamos entre diez y once millones de pesos. Con ese dinero cubrimos todo, gastos de mantenimiento del auto, motor, gastos administrativos de la categoría, gastos de AFIP de ARBA, ingresos brutos, ganancia, hotel, el sueldo del piloto, etc.

- ¿En qué momento de tu carrera profesional se te da esta posibilidad?
- Bien, hace mucho tiempo que me siento preparado pero bueno, siempre el freno es la cuestión económica. Si voy a correr en el TC me gustaría que sea con respaldo económico, con cierta tranquilidad, no puedo estar por correr una carrera pensando que si me entra un cheque no voy a tener fondos para cubrirlo. Por eso lo económico es fundamental, te da la tranquilidad. Desde lo personal, hablando de lo económico tampoco pretendo mucho. Yo tengo otros trabajos, vivo de otra cosa, el auto es una pasión, pero es verdad que hay momentos en que uno se replantea esta cuestión. A veces me gustaría estar en mi casa, tranquilo, disfrutando de mi hija. Pero bueno, es una pasión, eso lo explica mucho. Es lo que me gusta.

- ¿Sería un sueño cumplido llegar al TC?
- No sé, creo que deportivamente me lo gané. Dentro del TC Pista creo haber hecho un buen papel y por eso creo que me gané la posibilidad. No sé si sería un sueño cumplido. Pero como te dije anteriormente, de estar me gustaría estar bien. Me gustaría ser competitivo y estar a la altura de las circunstancias. Me gustaría estar entre los mejores veinte, ese sería un primer objetivo.

- ¿Hasta cuándo tenés tiempo de confirmar tu presencia?
- Hasta el miércoles. Por eso son momentos de mucho trabajo. Hace varios días que estoy en Buenos Aires, reuniéndome con los equipos y buscando los auspiciantes que faltan. Tengo un estudio contable que me ayuda y mi viejo me da una mano en lo que puede, pero la mayoría del trabajo lo hago yo.

- ¿Cuál sería el porcentaje hoy de tu posible participación? ¿50 y 50?
- 60 que sí, 40 que no.

- Estás cerca entonces.
- Sí, vamos bien. Faltan pocos días. De todas maneras no me saca el sueño, no quiero correr un par de carreras para decir que estuve y listo. La pasión para mí es estar arriba de un auto de carrera. Si tengo que correr de manera amateur, en un Fiat 600, en la tierra, lo haría porque correr es lo que me gusta, es la pasión. Pero bueno, hoy la posibilidad está, tengo un respaldo que quizás antes no lo tenía y la ilusión está.

- ¿Has tenido algún contacto con Gabriel Ponce de León (piloto juninense en el TC)? ¿Te ha manifestado su apoyo?
- No, él me ha invitado a correr en dos oportunidades y nada más. En esta oportunidad no hemos hablado. Pero bueno, tampoco hay un compromiso. Quizás en este ambiente hay muchos egoísmos. Pero bueno, en el TC tengo varios conocidos pero el único piloto que considero un amigo es Nicolás Trosset. Sé que si necesito algo él va a estar y lo mismo de mi parte para con él. De los pilotos locales, con el que tengo buena relación es con "Nico" Bulich y con todos los chicos que corren en la zona.

- ¿Qué lugar ocupa la humildad en toda esta historia?
- Un lugar importante, porque más allá de los logros que uno pueda llegar a lograr la condición humana es clave. No hay que olvidarse de las raíces. En mi caso no cambiaría mi personalidad por más que esté corriendo en la fórmula uno.

- ¿Sentís el reconocimiento de la gente de Junín?
- De la gente sí, del municipio no. El municipio nunca nos dio nada, ni a mí ni a los pilotos que conozco y eso me genera un malestar. Pero bueno, prefiero concentrarme en lo positivo como por ejemplo en la buena gente de la peña que hace cinco años me vienen acompañando. Aprovecho la oportunidad para saludarlos a todos ellos y también a las empresas y firmas que siempre me dieron una mano.

- Lo último, ¿Qué es la adrenalina?
- Subirme al auto representa una concentración terrible. Cuando corro, lo único que pienso es en hacer la cosas lo mejor posible. Me olvido de todo. Me ha pasado de tener algunos problemas personales y no me ha ido tan bien. Por eso también comencé a trabajar con un psicólogo, eso me ayudó mucho.

COMENTARIOS