Hasta 2002, el argentino fue el único en tener 5 títulos.
Hasta 2002, el argentino fue el único en tener 5 títulos.
FÓRMULA 1

Después de alcanzar a Juan Manuel Fangio, ¿Hamilton va por Schumacher?

El británico tiene contrato hasta 2020 con la escudería Mercedes y está a dos títulos. “Todavía está Michael, se mantiene un poco adelante en carreras ganadas y en títulos, todavía se puede decir que él es el mejor”, añadió en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

“Es el piloto que todo el mundo admira. Alcanzar lo que él alcanzó en un tiempo donde el peligro estaba en su punto máximo... porque en aquella época todo era más peligroso. Igualar su marca es todo un honor. Siempre hablamos mucho de Senna y de Prost, pero Fangio es el padrino de los pilotos en este deporte”. Lewis Hamilton tiene en un pedestal al piloto al que el domingo igualó en México, Juan Manuel Fangio.
Ya lo hizo Michael Schumacher en 2002 y 61 años después del último título de ‘El Chueco’, lo repite el británico, el rey de la Fórmula 1 hoy por hoy. Las épocas, que no las velocidades, porque ya corrían a 300 km/h en los años 50, son incomparables. Ni dirección asistida, ni traje ignífugo, ni casco o chasis protectores, tampoco asientos a medida... aquéllos, más que pilotos eran héroes al volante redondo y de madera.


Con temporadas, entonces, de menos de 10 carreras, el asunto exige una comparación en porcentajes más que en números absolutos. Fangio apenas disputó 51 carreras, pero logró 24 victorias (47%) algo inaccesible para Hamilton, además de 29 poles (56%), 35 podios (68%) y dos subcampeonatos.
Y con cuatro coches distintos, otro punto a su favor. Lewis, en 227 grandes premios corridos, tiene unas más que respetables 71 victorias (31,2 por ciento), 81 poles (35,6%), 132 podios (58%) y dos subcampeonatos. Con dos coches diferentes.


Sin duda dos dominadores en sus épocas. “Es genial poder ser comparado con grandes del deporte”, reflexionó el campeón. Y agregó: “Me acuerdo cuando llegaba a las carreras con mi padre y nadie se interesaba por nosotros, no éramos nadie. Veíamos las carreras de Senna por televisión y nunca me imaginé poder ser mencionado a la par. Es algo completamente increíble”.
El británico dijo que no piensa en las 91 carreras ganadas por Schumacher ni en los siete campeonatos del alemán. “No le pongo atención a ese número, porque he tratado de conseguir este título, el quinto”, expresó Hamilton, que suma 71 victorias en Grandes Premios.


Sin embargo, su ex compañero y campeón del mundo en 2016, el alemán Nico Rosberg, lo tiene claro. “Lewis puede seriamente ir por el récord Schumacher”, expresó en un video publicado en sus redes sociales.
“Tiene contrato hasta 2020 y está a dos títulos y a veintitantas carreras de ‘Schumi’. Se puede lograr en dos años, podría ser el mejor de todos los tiempos estadísticamente. Parece irreal, pero es una oportunidad, seguro que estará motivado por eso”, completó.
Otro campeón del mundo, el también británico Nigel Mansell, tampoco tiene dudas. “Lewis está en la cresta de la ola, en un par de años ganará su séptimo campeonato. Son otros tiempos, pero, ¿acabará como uno de los más grandes de todos los tiempos? Por supuesto que sí”, dijo en su momento.
Preguntado este domingo si se consideraba el “GOAT” (“Más grande de todos los tiempos”, por sus siglas en inglés), Hamilton respondió con mesura.
“Conozco mis habilidades y dónde me ubico, pero al final, mi padre siempre me dijo, desde que yo tenía ocho años: ‘Habla en la pista’. Así que trato de dejar que los resultados hablen por mí, para que la gente se pueda crear una opinión decente sobre mi figura”, indicó.


“Todavía está Michael (Schumacher), se mantiene un poco adelante en carreras ganadas y en títulos, todavía se puede decir que él es el mejor”, añadió en el Autódromo Hermanos Rodríguez.
Hamilton, en cualquier caso, aseguró que ya es un privilegio estar considerado a la par de los más grandes pilotos de todos los tiempos. “Me siento honrado de estar al lado de su nombre y del de Fangio, tener el nombre de Hamilton ahí arriba”, reflexionó.
“Siento que todavía estoy pilotando con el fuego ardiente de cuando tenía ocho años, algo que amo, así que trataré de seguir adelante mientras eso exista, que no creo que se vaya nunca, pero el reloj de mi cuerpo se agotará en algún momento”, siguió Hamilton.

COMENTARIOS