Max Verstappen festeja en el podio.
Max Verstappen festeja en el podio.
FÓRMULA UNO INTERNACIONAL

Gran victoria cosechó, en Austria, Max Verstappen

Con Red Bull, seguido por Kimi Raikonen y Sebastian Vettel.

El piloto holandés Max Verstappen se apoderó de una carrera cambiante y con abandonos importantes dándole el triunfo a Red Bull en su casa, en otra competencia de la Fórmula Uno Internacional.
Kimi Raikonen fue segundo y Sebastian Vettel completó el podio del Gran Premio de Austria sumando valiosos puntos que lo depositan en la cima del campeonato tras el abandono de Lewis Hamilton, quien penó con la presión hidráulica al igual que Valtteri Bottas.
El inicio del Gran Premio de Austria tuvo todos los condimentos necesarios como para poder catalogarla como una “hermosa largada”. En la primera fila partían los Mercedes de Valtteri Bottas y el británico Lewis Hamilton, por delante de Kimi Raikkonen (Ferrari) y Max Verstappen (Red Bull)
En el momento de mover, Kimi realizó una increíble maniobra por el medio de ambas Flechas de Plata, y Verstappen intentó seguír por el mismo camino abierto por el finlandés, pero Hamilton se impuso en la primera curva, en la cual Kimi se pasó un poco y perdió terreno a manos de su compatriota de Mercedes, que se ubicó detrás de Hamilton.
Sebastian Vettel largaba sexto tras la sanción de tres puestos impuesta tras la clasificación y al momento del semáforo en verde, logró ponerse entre los tres primeros, pero al acomodarse la fila india retomó su lugar de partida.
En la novena vuelta Ricciardo comenzó a buscar a Raikkonen con claras intenciones de arrebatarle la cuarta posición, pero Kimi logró mantenerse con la Ferrari n{umero 7, aunque no sería el final de la historia entre ambos.
Los Mercedes comenzaron a tomar distancia del resto en la punta mientras, posiciones más atrás, el alemán Nico Hulkenberg intentaba superar a Checo P{erez (Force India), exigiendo su coche al punto de romper el motor en plena recta y debiendo abandonar la carrera en la vuelta 12 con el Renault número 27.
Ricciardo no se resignaba y se volvió a colocar detrás de la cola de la Ferrari de Kimi, pero esta vez lo hizo con mayor decisión y realizó una tijera para terminar colocándose por delante justo antes de entrar en una curva y de esta manera ya era tercero.
Luego de su primera entrada a boxes, Hamilton volvió a pista en la cuarta posición por detrás de Kimi Raikkonen y comenzó una batalla de tres, entre estos dos y el australiano Ricciardo, quien marchaba segundo detrás de su compañero Verstappen.
Mientras tanto, Vettel quería entrar en la contienda y comenzó a recortar distancias con respecto a Hamilton, desde la quinta posición, en una lucha que era más por los puntos del campeonato que por la propia carrera.
Promediando la competencia, los neumáticos de Ricciardo mostraban el desgaste de la ardua lucha que el Red Bull estaba teniendo por mantener la segunda posición, hasta que Kimi olió sangre y fue en búsqueda de la presa herida superándolo para colocarse detrás del líder, mientras su compañero Vettel daba cuanta de Lewis Hamilton, para armar un tándem detrás del Red Bull de Verstappen.
Ricciardo entró a boxes a cambiar los neumáticos y volvió en la quinta posición, pero con rodamientos que le permitieran intentar escalar posiciones. En contraposición, los superblandos de las Ferrari parecían no sufrir al igual que el los de Ricciardo y Hamilton,
Verstappen había sacado más de siete segundos a sus perseguidores a falta de 20 vueltas para el final y giraba con amplia comodidad, mientras Hamilton entraba a boxes perdiendo la posición momentáneamente con Ricciardo y recuperando el cuarto lugar minutos más tarde, ya que el australiano debió abandonar por problemas en la caja de cambios.
A falta de diez vueltas para la bandera a cuadros, Raikkonen empezó a achicar las distancias con respecto al líder realizando vueltas rápidas y también por el desgaste en las gomas del Red Bull. Kimi buscaba una victoria que no se le da desde Australia 2013 con Lotus.
Cuando faltaba muy poco para el final, el líder del campeonato, Lewis Hamilton, corrió la misma suerte que su compañero y abandonó la competencia por problemas mecánicos, cerrando un fin de semana negro para Mercedes en Austria y en lo personal, el británico corta una racha de 33 carreras finalizando en zona de puntos.
Finalmente, Max Verstappen y Red Bull se llevaron la victoria en el Gran Premio de Austria, escoltado por las Ferrari de Kimi Raikkonen y Sebastian Vettel.
La próxima fecha de la Fórmula Uno Internacional será el Gran Premio de Gran Bretaña, a correrse en el circuito de Silverstone, el domingo 8 de julio.

COMENTARIOS