El juninense Sergio Rafaelli, responsable del equipo Midas Racing del Top Race V-6.
El juninense Sergio Rafaelli, responsable del equipo Midas Racing del Top Race V-6.
AUTOMOVILISMO

El juninense Sergio Raffaelli evaluó daños que registró el auto de Juan Cruz Acosta

Luego del duro golpe que sufrió la unidad del joven piloto cordobés, la estructura viajó a los talleres de la categoría para ser reparada.

El último fin de semana en la ciudad de Paraná el Top Race V-6 abrió el campeonato 2018 con una buena competencia, que fue ganada por Matías Rossi con el equipo Toyota Gazoo Racing y que tuvo varias alternativas.
Entre ella, una neutralización producto del fuerte golpe que involucró a varios autos, entre ellos el de Juan Cruz Acosta quién sufrió daños de consideración en la parte trasera de su Mercedes Benz.
El equipo Midas Racing hizo un rápido análisis primario de los daños que sufrió la estructura e inmediatamente viajo a los talleres de la categoría para iniciar la reparación de la estructura.
El juninense Sergio Rafaelli, máximo responsable del equipo, aseguró que “El auto recibió un golpe muy fuerte en la parte trasera. Los daños son de consideración ya que se averió mucho el tren trasero, amortiguadores, suspensión y tenemos que analizar cómo quedó el diferencial”, dijo nuestro coterráneo.
La maniobra se inicia con Ricardo Risatti y el despiste de Antonino Sganga por la cual los comisarios deportivos al finalizar la competencia resolvieron retirar a “Caito” del clasificador oficial por encontrar responsable de esa maniobra que deriva en el múltiple choque que dejó a Sganga con su auto muy golpeado, lo mismo para el debutante Bruno Boccanera y a Diego Ciantini como al juninense Gabriel Fernando Ponce de León, quien alcanzó a llegar a su box con el Toyota Gazoo Racing.
“Sin dudas los autos de Top Race son muy seguros. Este accidente hace algunos años atrás hubiera terminado con diferentes consecuencias. Estimo que la velocidad con la que se produjo el accidente puede haber llegado a 140 kilómetros por hora”, comentó Raffaelli.
Además, aseguró finalmente: “Sin dudas los trabajos de seguridad en la estrutura han dado excelentes resultados y acá esta la muestra de eso”, cerró Sergio que espera, si todo sale bien, que la próxima semana ya tendrá el auto en su taller para comenzar el rearmado del mismo pensando en la segunda fecha a correrse en el autódromo de Río Cuarto el fin de semana del viernes 23, sábado 24 y domingo 25 de marzo.

Perlo ganó y desea seguir en el series
El Top Race Series puso en marcha su campeonato 2018 el pasado fin de semana en el Autódromo Ciudad de Paraná, donde Gonzalo Perlo concretó su regreso al automovilismo después de un largo receso por cuestiones de presupuesto.
El Azar Motorsport, equipo con el que se consagró campeón en 2008 en Top Race Junior, le abrió nuevamente las puertas del taller para subirse a uno de sus autos y encarar la fecha inaugural de la categoría en la que logró subirse a lo más alto del podio.
“Sólo tuve que administrar el ritmo del auto y hacer buenas maniobras de sobrepaso contando con el respeto de mis adversarios como así también enfriarme en los momentos que Javier me pidió que lo haga”, analizó Perlo.
“Esta victoria en para Javier Azar que es como mi padre y para Diego que en lo deportivo tiene un gran valor humano porque siempre me ayudó hasta restando tiempo de su trabajo para darme una mano. Con los dos nos complementamos muy bien y esperemos que podamos compartir el resto de las carreras del calendario”, agregó.
Pasaron diez años desde la última victoria del piloto de Pilar en la categoría. Fue el 14 de Noviembre de 2008 en 9 de Julio en aquel entonces el TopRace Junior era la divisional telonera de Top Race y el pasado 25 de Febrero de 2018 volvió a sentir lo que es ganar una final.
“Tenía la tranquilidad que contaba con un poco más de auto. El factor clave fue contar con una buena tracción para ir para adelante. Los sobrepasos no los tuve que trabajar tanto, aparecieron por errores ajenos y porque estuve concretando al máximo con un misil”, dijo el pilarense.
Con grandes maniobras y antes el respeto de cada uno de sus rivales, Perlo pudo llegar a la bandera a cuadros en la primera posición dejando bien en claro su capacidad conductiva y que de lograr la continuidad en el resto de las fechas, será uno de los candidatos al título.
“Estamos sujetos a conseguir el presupuesto. Creo que con esta victoria sería muy injusto y muy ingrato por parte del automovilismo no dejarme seguir”, sentenció el integrante del AMS.
Ahora Perlo tendrá la parada más difícil para cualquier piloto que es ganarle al presupuesto. Condiciones tiene y espera que el triunfo conseguido en el Club de Volantes Entrerrianos sea el “trampolín” para tener continuidad y pelear por cosas importantes.

COMENTARIOS