sorpresivo test antidoping

Seis médicos representantes de la FIFA arribaron ayer al mediodía al predio de la AFA en Ezeiza para realizar un sorpresivo control antidoping a un grupo de jugadores de la Selección argentina.
Aunque no fue informado oficialmente a quiénes afectó, se trata de controles de rutina que la casa madre del fútbol mundial realiza habitualmente en la previa de una competencia importante, ya sea de selecciones o de clubes, o incluso durante el evento, como ocurrió en el Mundial de Sudáfrica 2010, cuando en el búnker de Pretoria, la Selección de Diego Maradona debió someterse a estos estudios.

COMENTARIOS