None
TURISMO COMPETICION 2000 EN EL GALVEZ

Juan Manuel Silva y Ezequiel Bosio ganaron los «200 Kms. de Buenos Aires»

Los pilotos del equipo Honda Petrobras se impusieron de manera brillante en la cuarta edición de la carrera especial del TC 2000, disputada ante un marco imponente de 70 mil personas. José Ciantini, compañero de equipo de Gabriel Ponce de León, abandonó cuando restaban diez giros y lideraba la prueba.

Silva/Bosio fueron los que mejor ejecutaron la estrategia de esta especial competencia de larga duración y con cambio de pilotos en el medio y se quedaron con la gloria; seguidos de los binomios Carlos Bueno/Anthony Reid (Honda Lubrax) y Matías Rossi/Walter Hernández (Chevrolet Elaion).
En una carrera que tuvo varios golpes de escena como se esperaba y más también, las batallas se libraron en pista y en los boxes, con maniobras ajustadas al máximo y cambio de pilotos, que fueron determinantes para las posteriores definiciones de puestos. Además, la especial competencia, que por esas características otorga más puntos, originó que ahora Matías Rossi aumente su ventaja al frente del campeonato.
Desde la largada misma, las emociones comenzaron con el retraso de Guillermo Ortelli, quien perdió con los dos Ford Focus del equipo oficial YPF-Ford y quedó quinto. De todas maneras, todos cuidaron bastante en esa instancia ya que la prueba era muy larga. Con esa misma premisa en las primeras vueltas todo estaban muy juntos y sin buscar superarse. Con el correr de las vueltas, los pilotos que largaron (en su mayoría titulares) empezaron a mostrar las agallas y buscaron ir para adelante, como por ejemplo Gabriel Ponce de León, que superó a Basso; y Christian Ledesma, que hizo lo propio con Emiliano Spataro. En el fragor de la lucha los hombres de Chevrolet se trenzaron entre ellos cuando el campeón Rossi buscaba a Basso y se le corrió el auto hacía afuera en la curva uno; ahí aprovechó Ledesma y apareó a su coequiper y así transitaron hasta llegar a la entrada a los mixtos al borde del roce. Finalmente prevaleció Ledesma. Luego las disputas se centraron en Spataro y Ledesma por un lado; y Rossi con Basso por otro. Hasta que ingresó el primer Auto de Seguridad por el auto de Fabricio Benedetti y se relanzó en el 25º giro; a solamente cuatro del inicio de los cambios de pilotos.
El puntero Silva fue el primero en detenerse para realizar el cambio, algo que también hicieron en ese mismo momento Rossi, Spataro y José María López; en tanto que «Cacá» Bueno lo hizo en la 31º y Ponce de León en la 32º. Luego de las paradas y los cambios de conducción José Ciantini (quien relevó a Ponce de León) salió adelante, aunque seguido de cerca por el escocés Reid (reemplazó a Bueno). En el reordena-miento tras la franja de cambios, detrás de Ponce/Ciantini y Bueno/Reid, se encolumna-ron el brasileño Hoover Orsi, Walter Hernández y los brasileños Felipe Maluhy, seguido de Ricardo Mauri-cio.
Pero aún faltaría algo que cambiaría el rumbo de la prueba: El escocés Reid se tocó con Ciantini en la horquilla y perdió terreno, aprovechando esto Bosio para colocarse segundo; lo que lo dejaría al acecho del «Bocha» y poco más tarde le permitiría capturar la punta cuando el motor del Focus dijo basta.
Luego Bosio aguantó a Reid y se encaminó a la primera victoria en TC 2000 y a romper una de máximas que traían los «200 km de Buenos Aires»: es la primera edición que el binomio que marca la «pole», gana la carrera final.
Toda la gloria de la carrera más importante del calendario quedó en manos de la dupla Silva/Bosio y del equipo Honda Petro-bras; aunque el negocio para el campeonato fue para Rossi, que con la escalada de Hernández hasta que tercer puesto y la deserción de Ledesma y la floja cosecha de puntos de Basso, se aleja en la cima de la tabla de posiciones.
La cuarta edición de los «200 kms de Buenos Aires» dejó otra dupla victoriosa que se agrega al historial de esta competencia, más emoción con el sonido de un Fórmula 1 recorriendo el trazado porteño y un show de automovilismo inigualable en todos los sentidos y con el sello de TC 2000.

COMENTARIOS