Denuncia

Directivos de Patronato de Paraná denunciaron a la Policía de Córdoba “por uso desmedido de la fuerza” en el altercado que se produjo en la noche del viernes entre sus jugadores y efectivos de seguridad en la zona de vestuarios, al término del cotejo que ganó Instituto por 1-0, de local. El incidente se originó cuando en un pasillo interno de la zona de vestuarios, los jugadores visitantes intentaron llegar al camarín de los árbitros para reclamarle por un gol de tiro libre anulado a Gastón Rossi, cuando el juego estaba igualado en cero. En ese contexto, uno de los policías arrojó gas pimienta a los futbolistas para dispersarlos, mientras volaron algunos proyectiles, uno de los cuales golpeó en un ojo al vicepresidente de Instituto, Iván Barrera, aunque sin mayores consecuencias.

COMENTARIOS