RIVER PLATE

Passarella echó a Almeyda por teléfono

Suenan como reemplazantes Ramón Díaz, Gallardo y Gareca.

El presidente de River Plate, Daniel Passarella, echó al entrenador Matías Almeyda disconforme con el rendimiento del equipo en el presente torneo Inicial en el que sólo ha logrado cosechar 23 puntos sobre 51 en juego.

Passarella tomó esta decisión "entre gallos y medianoches", luego de mantener una extensa reunión con sus más estrechos colaboradores durante la cual se llegó a la conclusión de que el ciclo del "Pelado" se había agotado.

Ramó Díaz y Marcelo Gallardo son los principales candidatos a sucederlo en el cargo, pero también se menciona a Ricardo Gareca, hoy exitoso en Vélez.

Según trascendió, Almeyda se reunirá con el presidente "millonario" durante el transcurso de la tarde y allí se enterará de la decisión.

Passarella tendrá que definir, además, si Almeyda estará al frente del equipo el próximo fin de semana cuando River reciba a Lanús en el estadio Monumental. De no ser así, podría plantearse un interinato de Gustavo "Chapa" Zapata, actual director técnico del equipo de Reserva.

Almeyda se enteró que dejaba el cargo cuando se encontraba en la entrega de premios de la Asociación de Técnicos, donde fue galardonado por haber sido campeón del torneo de la B Nacional.

River quedó imposibilitado de alcanzar el objetivo de 30 puntos planteado, no pudo vencer a Boca como local y no tuvo éxito en los clásicos, ya que perdió con Racing en el Monumental, igualó allí con San Lorenzo y empató con Independiente en Avellaneda.

La salida de Almeyda termina con el cuarto entrenador del ciclo Passarella. El primero, Leonardo Astrada, otro hombre "del riñón", también había sido echado en una madrugada y por celular. Después llegaría Angel Cappa, quien duró siete meses tras haber logrado la mitad de los puntos que disputó.

Una racha de cinco empates y dos derrotas lo dejó afuera días antes del Superclásico; su reemplazante fue Juan José López, de rica historia en el club como futbolista. "Jota Jota" salió de su puesto de coordinador de inferiores pero no pudo evitar el descenso, que para River fue un hecho casi trágico.

COMENTARIOS