None
LOGRO EL TRIUNFO POR LA PRIMERA FECHA DEL KARTING CORDOBES

Blas García subió al podio en Laboulaye

El piloto juninense se impuso en gran actuación en la final “B” de la categoría 125 Internacional. Por Claudio I. Raffaeli, especial para DEMOCRACIA -

Se disputó la primera fecha del Campeonato de Karting Cordobés en Laboulaye, con récord de inscriptos y presencia juninense, en los chasis y motores, destacándose el piloto Blas García quien se llevó el triunfo en 125 Internacional.
Dicho certamen está considerado como uno de los más exigentes de nuestro país y cuenta, en muchos casos, con presencia de pilotos que compiten a nivel nacional. En esta oportunidad nuestra ciudad estuvo representada por Blas García quien de la mano del PBK Racing se llevó el triunfo en la categoría 125 Internacional.
Con récord de inscriptos, 262 pilotos que compitieron en todas las divisiones (en 125 Internacional hubo 47 pilotos, lo que habla de la competitividad de la misma) y atento a la gran cantidad de participantes se tuvo que clasificar con luz artificial.
Con sólo decir que en esta categoría hubo 22 pilotos clasificados en un segundo, y la pole a cargo de Ricardo “Caito” Risatti actual piloto de Turismo Carretera, quedando Blas García en el quinto lugar a 0,23 centésimas de la punta.
El de Junín largó en la segunda serie, en la segunda fila, tomando desde la largada el primer puesto, y quedándose con una victoria parcial.
Luego, ocupó el primer lugar en la grilla de la final, redondeando todo un fin de semana donde el PBK, Racing (Pedro y Nicolás Bulich), pudo festejar junto al juninense en lo más alto del podio.
La programación contó con la presencia de exponentes de las provincias de Buenos Aires, Río Negro, San Luis, La Pampa y Santa Fe, tomando características de un campeonato a nivel nacional sobre tierra compactada.

Las posiciones

En 125 Internacional, las posiciones fueron éstas:

Final “A”
1°- Ricardo Risatti.
2°- Gonzalo Magnante.
3°- Bruno Reineri.

Final “B”
1°- Blas García (Junín).
2°- Sergio Irusta.
3°- Juan José Miguellezzi.

COMENTARIOS