Habló el árbitro brutalmente agredido: "después de esto no quedan ganas de seguir"
OTRA VEZ VIOLENCIA EN LA CANCHA

Habló el árbitro brutalmente agredido: "después de esto no quedan ganas de seguir"

En diálogo con Democracia, Silvio Gatti contó cómo fueron los hechos que se desencadenaron tras el partido entre Argentino de Rojas y Singlar de Ascensión en el marco del Torneo Alianza Deportiva del Noroeste

El pasado fin de semana, un nuevo evento deportivo se transformó en una batalla campal. Una vez más, la violencia fue protagonista en la cancha y hubo incidentes que dejaron el saldo de un médico y un árbitro heridos. El juez de línea colonense, Silvio Gatti, recibió un golpe en la cara luego del partido que jugaron Argentino de Rojas y Singlar de Ascensión, en el marco del Torneo Alianza Deportiva del Noroeste, y tuvo que ser asistido en el Hospital local, donde recibió seis puntos de sutura sobre su ceja izquierda. En diálogo con Democracia, Gatti contó detalles de lo sucedido e informó acerca de la denuncia realizada al agresor.

¿A raíz de qué y cómo comenzaron los episodios de violencia?

Este era un partido por ronda de perdedores entre el Club Argentino de Rojas versus Singlar de Ascensión, el equipo que ganaba continuaba en esa ronda, el equipo que perdía quedaba eliminado. El partido se desarrollaba de manera normal y hubo una jugada puntual, a los 26 minutos del segundo tiempo, que yo sancioné por posición adelantada y ahí hubo enojo de algunos jugadores pero el partido continuó y terminó 1-0 a favor de Singlar. Al finalizar, los jugadores de Argentino protagonizaron disturbios, hubo patadas voladoras y agresión a Mariano Di Prinzio, médico del Club Singlar y Director del Hospital de General Arenales. Nosotros nos retiramos entre insultos, algo que suele ser habitual, hicimos el planillaje correspondiente y al retirarnos me agredieron.

¿Cómo fue el momento en que recibiste la agresión?

Unos cuarenta minutos después de terminado el partido yo me retiraba del lugar y había dos efectivos de policía. Caminé unos diez metros y un grupo de cuatro o cinco personas de avanzada edad comenzaron a insultarme. Uno de ellos me escupió y, en ese momento, sale de la cantina el jugador Nº 14, Carlos Lovera, de 42 años, que había sido partícipe de los problemas en la cancha, me corta el paso y me golpea en el pecho. Tras el golpe me doy vuelta para cubrirme y llega otro golpe de atrás que me produjo una herida en el ojo. Ahí me ayudó la Policía, mis compañeros, y me llevaron al Hospital donde me hicieron las curaciones. Luego nos dirigimos al destacamento policial e hicimos las denuncias correspondientes.

¿Creés que va a haber sanciones para el jugador agresor?

Nosotros presentamos al Tribunal de Disciplina todos los informes correspondientes y también hay una instancia penal iniciada, habrá que esperar a ver qué sanción determina el Club. Entiendo que se están unificando posturas desde el Colegio de Árbitros de Colón, Rojas y Arenales para parar el fútbol el próximo fin de semana y tenemos que parar la pelota para esto no siga sucediendo, que las sanciones sean ejemplares.

¿Habías sufrido episodios de características similares?

Hace 17 años que estoy en el arbitraje y sí...al recorrer muchas canchas, de muchos lugares, tuve otros hechos de violencia: en Pergamino me pegaron con un hielo en la cabeza, me han agredido al finalizar un partido también. Pero así, al retirarme del estadio y con la policía custodiándome, es la primera vez. Yo tengo una familia, estuve parado ocho meses por una operación de rodilla y este fin de semana volvía al arbitraje de un partido de primera, la verdad es que uno no vive de esto, lo hacemos porque nos gusta, pero voy a tener que pensar muchas cosas. Después de esto, me dan pocas ganas de seguir.

COMENTARIOS