FUNDADO EN 1973

Foto Club Junín: Un espacio para el aprendizaje y la pasión

El tesorero de la institución, Alejandro Guardia, repasó junto a Democracia la historia de un proyecto que viene logrando un notable crecimiento. Revivió los momentos que marcaron la historia y anticipó la muestra que homenajeará a Edgardo Danunzio.

La historia del Foto Club Junín es riquísima. Allí se expresa el amor y la pasión de varias generaciones por el arte de la fotografía. Pero además de despuntar este lindo hobby, la historia tiene condimentos muy especiales que se desprenden de la unión, de ese hermoso gesto que significa compartir.
En diálogo con Democracia, el actual tesorero del Foto Club Junín, Alejandro Guardia, repasó los inicios del proyecto y remarcó los momentos más importantes. También brindó los principales detalles de la muestra que se inaugurará el viernes 23 de junio como un sentido homenajea a Edgardo Danunzio.

- ¿Qué conoce acerca de los inicios del Foto Club Junín?
- Podríamos decir que el proyecto tuvo varios momentos importantes. El inicial que estuvo fundado por Edgardo Danunzio, Héctor Panizza; estaba alguno de los Arqueta, “Chiche” Pena y unos cuantos más. Ellos comienzan las actividades en el marco de lo que podríamos decir que era una especie de peña. Estamos hablando de la década del sesenta. Hasta que en los primeros años del setenta se realiza una nueva refundación ya en lo que sería el Foto Club Junín y ya agregándole muchas actividades interesantes como el dictado de cursos; pero siempre con el objetivo de juntarse y debatir sobre fotografía. Después, un poco más para acá, en los años 2007 y 2008 se le da una nueva vuelta de rosca al proyecto y eso fue porque el Foto Club se acerca a la Federación Argentina de Fotografía.

- ¿Qué cambió tras ese acercamiento?
- El club pasa a ser federado y como tal, en el año 2009 el Foto Club participa de un concurso fotográfico a nivel nacional que se le llama circuito integración. Este concurso es muy interesante e importante porque las evaluaciones sobre los trabajos son realizadas por tres jurados distintos. En aquel entonces el primer juzgamiento se realizó en el River Plate Fotografía, el segundo se hizo en la Federación Argentina de Fotografía y el tercero en el Foto Club Junín. Lo recuerdo muy bien porque en aquel entonces era la primera vez que yo palpaba este tipo de concursos. El juzgamiento se hizo en el estudio de Antonio Cardinale, en calle Belgrano.

A partir de integrar la Federación Argentina el crecimiento fue notorio. En el 2010 tuvimos nuestro primer salón nacional y desde aquel entonces estamos en permanente crecimiento.

En mayo siempre hacemos nuestro salón de fotografía que ya se ha convertido en un clásico dentro de los salones nacionales.

- ¿Cómo siguió la historia?
- Bueno, a partir de integrar la Federación Argentina el crecimiento fue notorio. En el 2010 tuvimos nuestro primer salón nacional y desde aquel entonces hasta la fecha estamos en permanente crecimiento. En mayo siempre hacemos nuestro salón de fotografía que ya se ha convertido en un clásico dentro de los salones nacionales. Y lo que siempre mantuvo nuestro club es el dictado de cursos que, lógicamente, están abiertos a todo el público. En este sentido, nuestro Foto Club se relaciona constantemente con otros. Tenemos una linda relación con la Peña de Fotografía Rosarina y con el Foto Club Concepción, de la provincia de Tucumán. Estos son clubes con los que compartimos lo que sabemos, nuestros gustos y nuestra pasión por la fotografía. En algún punto todos vemos en la fotografía un hobby, un cable a tierra.

- ¿Cómo es la organización interna del club?
- Como la de cualquier club que desarrolla una actividad deportiva, social o cultural. Tenemos una comisión directiva con un presidente, un vice, secretarios, tesorero, etc. En este caso el presidente actual es Eduardo Ruiz, el secretario es Camilo Berlingieri y yo estoy a cargo de la tesorería. Nuestra sede está ubicada en Gandini 245 y ahí es el lugar donde dictamos nuestros cursos.

- ¿Qué podría contarnos del presente del Foto Club Junín?
- Desde el 2009 para acá se han producido muchos cambios importantes. Cuando yo me acerqué, los cursos del club se estaba realizando en el estudio de Antonio Cardinale, un hombre que siempre estuvo muy relacionado al club y que siempre nos dio una mano muy grande. Lo cierto es que el proyecto se trasladó a varios lugares, éramos medio nómades, si se puede decir así, hasta que nos dimos cuenta que éramos muchos y que podíamos hacer el esfuerzo de alquilar un espacio más grande y por ende más cómodo; que es el lugar donde hoy estamos y que ya han pasado unos siete años.

- ¿Cuáles son los requisitos para aquellas personas que se quieran sumar?
- Si la idea es participar de los salones nacionales, los interesados sí tienen que asociarse al club pero sino no. El reglamento de los salones nacionales es una cosa y lo que hacemos en el club, con los cursos y talleres, es otra. Sinceramente el club no tiene muchos beneficios para sus socios más que ese hecho de poder intervenir en los salones nacionales y por ahí tenemos algunos descuentos en revelados. Pero no mucho más que eso. Está claro que nosotros no tenemos piletas, salones ni nada de eso. Lo nuestro quizás pasa por una cuestión más cultural.

- ¿De qué se tratan los cursos que se dictan?
- Hoy tenemos cuatro: el básico de fotografía; el curso inicial de edición; otro de composición y lenguaje visual; y otro curso avanzado sobre edición. Y la idea también es agregar algunos más. Hasta el momento, el que más atrae es el básico de fotografía que mucha gente lo hace con la intención de descubrir los secretos de su cámara o de descubrir algunos secretos de la fotografía.

- ¿Qué podría adelantarnos de la muestra que arranca el viernes 23?
- La muestra es rendirle un homenaje a Edgardo (Danunzio). A él siempre le gustaba vernos juntos y la muestra es un poco eso, recordarlo de esa manera. A Horacio Artero se le ocurrió montar esta muestra que tiene varios trabajos nuestros, nos pidió cinco fotografías a cada uno bajo una temática en particular. Somos más de diez autores los que intervenimos y que gustosamente vamos estar presentes en la apertura que será el viernes 23 de junio en el MUMA. Además de fotografías va a haber parte de la colección fotografía de Edgardo, alguien que para nosotros fue un tipo muy querible y que la verdad se lo extraña mucho.

- ¿Qué significa para usted la fotografía?
- Un hobby, un cable a tierra. Me gusta mucho el tema de la naturaleza, pueda estar cuatro o cinco horas en una laguna, por mencionar un ejemplo, sacando fotos. Es algo que me apasiona. A veces salimos con algunos de los muchachos del club y eso también me gusta mucho. Tiene que ver con una pasión y también con la amistad.

COMENTARIOS