None
REDUCIDO DE "B" METROPOLITANA

Sarmiento comenzó mal y quedó abajo en la serie

Perdió por 2-1 en el partido de ida como visitante contra Defensores de Belgrano, pero se clasificará finalista imponiéndose en la revancha por cualquier resultado. El equipo juninense caía por 2-0 a los once minutos del partido.

Los problemas defensivos, que incluyen distracciones en los primeros minutos del partido, parecen sin solución en Sarmiento. Se volvieron a repetir anoche, en la visita a Defensores de Belgrano, y eso le significó quedar abajo en esta serie de semifinales del Reducido de la «B» Metropolitana, que clasificará un equipo para jugar la promoción por el ascenso con un club de la «B» Nacional.
Al menos el traspié fue solo por un gol de diferencia y abre esperanzas para la revancha a jugarse el próximo jueves, desde las 15, en el estadio «Eva Perón». Como Sarmiento tiene la ventaja deportiva, un triunfo por cualquier marcador lo depositará en la final de este octogonal.
Defensores de Belgrano comenzó a toda máquina el encuentro de anoche y a los once minutos ya ganaba en forma merecida por dos a cero. Se hizo dueño del balón y lo hizo circular muy bien. Un interesante despliegue en mitad de cancha junto al desequilibrio que generaba Ceratto, bien acompañado por Minadevino y, a su vez, con volantes que llegaban a posiciones ofensivas.
Sarmiento no podía hacer pie en mitad de cancha y daba demasiadas ventajas en la marca.
Recién pasados los quince minutos el conjunto juninense logró acomodarse mejor en el campo de juego, equilibró la lucha en el sector medio y consiguió el descuento con un golazo de Juan Carlos Zuleta.
En los últimos minutos del primer tiempo, los dos elencos tuvieron oportunidades. Comba se lo perdió para Defensores y el arquero Sanzotti se lo tapó a Pasquinelli.
Desde el comienzo del segundo período, Sarmiento se jugó por el empate y así lo reflejaron los cambios introducidos por su técnico, Mario Rizzi. Ingresó Jonhy Aquino para darle más claridad en la salida y Cristian Fernández con la intención de tener mayor profundidad.
Si bien el «Verde» tuvo más tiempo el balón, le faltó precisión en los últimos metros del ataque y generó muy pocas jugadas netas de gol.
El local pareció conformarse con la ventaja con el correr de los minutos y no arriesgó demasiado. Solo esperó aprovechar algún claro que dejaba el adversario. Pero no inquietó casi seriamente al guardavalla Migliardi.
Sarmiento sabe que puede dar vuelta esta eliminatoria, pero tendrá que ser inteligente para no desesperarse ante un Defensores de Belgrano que demostró pasar por un buen momento en el certamen y no perdona ante la mínima ventaja que se le otorga.

COMENTARIOS