None
"B" METROPOLITANA

Sarmiento lo justificó en el complemento

Venció a Central Córdoba por 3-1 tras comenzar abajo en el marcador. Luciano Lo Bianco, en dos ocasiones, y Fernando Pasquinelli anotaron para el "Verde". Emanuel Urquiza marcó el único gol del "Charrúa" y luego se fue expulsado.

El triunfo de Sarmiento, que se esperaba, llegó. Tres puntos que le permiten quedar cerca de un objetivo importante de cara al reducido. Es decir, quedar entre los cuatro equipos con mejor puntaje y eso, por cierto, le asegura ser local en el cruce único de cuartos de final y tener la ventaja deportiva para pasar a la ronda siguiente en caso de una igualdad al cabo de los noventa minutos.
Pero el partido no comenzó bien para el conjunto de nuestra ciudad. Porque sus líneas aparecieron demasiado distanciadas, otorgó ventajas a la hora de defender, sobre todo por los laterales y Central Córdoba lo aprovechó a partir de manejar con criterio el balón, o sea, poniéndolo contra el piso.
Entonces, en una linda acción, la visita se adelantó en el marcador en el minuto veinte a través de la llegada de Emanuel Urquiza para convertir.
Si algo caracterizó a Sarmiento a lo largo de este campeonato pasa por su poder de gol y entonces en un corner, cuyo origen fue una seria falencia defensiva del "Charrúa", llegó a la igualdad.
Después con un Lo Bianco que comenzó a gravitar más en el encuentro, el equipo dueño de casa tuvo oportunidades para adelantarse en el marcador antes del cierre del primer tiempo.

El golpe justo

De la mejor manera comen-zó Sarmiento en el segundo tiempo y en el minuto cuatro se adelantó en el marcador. Otra vez apareció Luciano Lo Bianco para desequilibrar y cedió para la definición de Pasquinelli.
En esta segunda etapa hubo un crecimiento en el trabajo del conjunto orientado técnicamente por Mario Rizzi y, a su vez, todo se facilitó con un Central Córdoba que quedó con un jugador menos -por la expulsión de Urquiza- en el minuto diecinueve.
Sarmiento se hizo un equipo más compacto, con la tarea en alza de Mauro Navone y existió más juego asociado en ataque entre Lo Bianco, Pasquinelli, Acerbo, Zuleta y luego con el ingresado Giampietri.
Entonces no extrañó la llegada del tercer tanto en el minuto treinta y uno con la definición de Luciano Lo Bianco. Hasta el local pudo haber marcado algún otro tanto.
Central Córdoba generó muy poco en ofensiva y lejos estuvo de aquel equipo del primer período.
Un Sarmiento que ganó bien, aunque deberá seguir trabajando para corregir las fallas defensivas que le pueden ocasionar problemas en el futuro inmediato.

COMENTARIOS