DEPORTES

Bullrich: "Si no trabajamos ahora, se nos va a complicar mucho más"

La ministra de Seguridad de la Nación defendió en el Senado el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo para instrumentar un régimen penal especial en materia de espectáculos futbolísticos y el problema de las barras bravas. "El control de la barra genera muertes en su interior”, admitió.

“Si no trabajamos ahora, se nos va a complicar mucho más”, aseguró Bullrich en un plenario de comisiones de la Cámara alta donde también mencionó la incidencia del “narcotráfico” dentro de las barras.

La ministra añadió que “el dominio por el control de la barra genera muertes en su interior” ya que “no solo se pelean por la jerarquía, sino por el plus económico”.

La funcionaria recordó que en el 2013, el fútbol generó sólo en la Argentina 41 mil millones de pesos, con una asistencia de casi siete millones de espectadores.

“El primer objetivo es la persecución de delitos. El segundo, la desfinanciación de estos grupos”, aseveró.

En ese sentido, recordó que “las barras toman los alrededores y generan su propio financiamiento con la venta de entradas falsas o la presencia de ‘trapitos’”.

“No es lo mismo un cuidacoches de un municipio, que está reglamentado, a los individuos que están controlados por las barras y ejercen violencia sobre la gente a la que obligan a pagar un dinero para financiar a la barra”, agregó la funcionaria.

Además, cuestionó el accionar de la fuerza policial que “tiene por costumbre mirar el delito, como el que ejercen los ‘cuidacoches’ y no lo combate”.

“No podemos permitir que las fuerzas de seguridad acepten como normal lo que no lo es”, cuestionó Bullrich y remarcó que “da vergüenza ver a las caravanas de barras custodiadas por la policía”, aunque reconoció que “es lo mejor para evitar la violencia inusitada de las barras”.

La funcionaria comentó que “a los partidos chicos se destinan hasta 300 efectivos y en los partidos grandes 1500 que es como tres comisarías completas de la Ciudad de Buenos Aires”.

“Debemos bajar la cantidad de policías que custodian un espectáculo de fútbol a una cantidad normal que podrían ser 100 o 150”, precisó.

Por otro lado, Bullrich también fustigó a los dirigentes del fútbol argentino por haber bloqueado una legislación similar que había comenzado a ser debatida el año pasado en la Cámara de Diputados.

“Esta ley no se la mostramos a nadie. El año pasado los dirigentes nos corrían el arco permanentemente. Nos decían que si no negociaban con los barras, les rompían el club”, explicó la ministra.

Al respecto, indicó que uno de los puntos principales de la legislación es quitarle el derecho de admisión a los clubes y otorgárselo al Estado.

“Les sacamos a los clubes el derecho de admisión, porque es un mecanismo de apriete o de negociación. La responsabilidad del listado va a estar en la autoridad política del Estado”, anunció Bullrich y agregó que se creará un “registro nacional”.

También mencionó la decisión de eliminar la “probation” porque se demostró que “al barra que viola la ley en repetidas oportunidades uno no lo puede mandar a pintar una pared”.

“En la Argentina queremos terminar con ésto. En la mayoría de los países prohibieron las banderas y los bombos. Nosotros no llegamos a ese punto porque nos parece que por ahí está el tema de no matar totalmente al espectáculo. Pero sí queremos desestructurar la violencia”, subrayó.

COMENTARIOS