None
MASTERS DE GOLF DE AUGUSTA

Histórica consagración de Angel Cabrera

El argentino Angel Cabrera conquistó ayer el tradicional torneo Masters de Golf de Augusta, primer "Major" de la temporada, y se convirtió en el primer sudamericano en coronarse en el certamen.

Cabrera, de 39 años, oriundo de la ciudad cordobesa de Villa Allende, se impuso en un triple desempate sobre dos jugadores estadounidenses, Kenny Perry (finalmente segundo) y Chad Campbell (tercero).
En el primer hoyo de desempate (18), el argentino logró el par tras una notable recuperación luego de una salida que lo había llevado a una zona arbolada, fuera del fairway.
En ese hoyo Campbell, quien firmó un bogey, quedó fuera de carrera y la pelea quedó reducida a un mano a mano con Perry en el hoyo 10.
En ese momento de definición, Cabrera soportó la presión con mayor templanza: sin errores, logró el par en cuatro golpes. En tanto, Perry volvió a naufragar, como le había sucedido en el último tramo de la ronda final, donde falló un "putt" por el título en el hoyo 18.
Para el golf argentino fue una revancha de la conquista que se le escapó de las manos a Roberto De Vicenzo en el Masters de 1968, cuando un error al firmar la tarjeta lo despojó del título.
Cabrera tuvo un rendimiento de menor a mayor en la jornada: arrancó como líder de la tercera vuelta (posición compartida por Perry) pero cometió bogeys en los hoyos 4, 5 y 10 que pusieron en riesgo su victoria.
El final de la cuarta ronda, con birdies en los hoyos 13, 15 y 16 (también había bajado el par en el 3), lo llevaron al desempate del torneo.
Los números finales de Cabrera arrojaron un total de 276 golpes, con vueltas de 68, 68, 69 y 71.
Fue el segundo "Major" que Cabrera gana en su carrera, ya que se había consagrado en el US Open de 2007.
Otro argentino participó en el torneo, el tucumano Andrés Romero, y finalizó en el puesto 48, con 297 impactos, tras lograr ayer un registro de 76 en la cuarta vuelta.
El Masters de Augusta, primer "Major" del año, corresponde al circuito de la PGA estadounidense y reparte premios por siete millones de dólares.

COMENTARIOS