None
SE QUEJAN POR LA FALTA DE RESPUESTAS DEL MUNICIPIO

Productores locales vuelven a la carga en el reclamo por los caminos rurales

Después de mantener una reunión con integrantes de una agrupación de San Antonio de Areco que administra los recursos generados por la Tasa de Red Vial, desde la Sociedad Rural de Junín pidieron que Meoni los tenga en cuenta para ser "parte de la solución".

A diez meses de las inundaciones que dejaron aislados a cientos de chacareros en sus campos y les impidieron, además, cosechar los cultivos de grano grueso y hacer frente a la campaña de grano fino, la discusión sobre lo que se debe hacer para un efectivo mantenimiento de los caminos rurales en el distrito de Junín transita por una senda de indefiniciones.
Es que de un lado hay una institución que plantea alternativas y busca activar soluciones, tal el caso de la Sociedad Rural, y del otro se encuentra el Municipio, un actor de vital importancia por ser ni más ni menos quien ejecuta las decisiones.
¿Cuál es el problema? Según indican desde la entidad con sede en calle Álvarez Rodríguez 85, el gobierno de Mario Meoni no está tomando la decisión política que hace falta para evitar futuras debacles hídricas que dejen a la Ciudad y la Región sin uno de sus motores económicos más relevantes.
Es por eso que tras reu-nirse esta semana con integrantes de la Asociación Regional de Productores de Areco (Arpa), que desde el año pasado administra el setenta por ciento de lo que se recauda por Tasa de Red Vial, los dirigentes locales volvieron a pedir una audiencia con el intendente Mario Meoni.

La experiencia de Areco
El director ejecutivo de Arpa, Juan José Guilhamelou, brindó detalles del trabajo que la agrupación de la que forma parte viene llevando a cabo en San Antonio de Areco.
“Nuestra experiencia no es nueva, nosotros llevábamos adelante una gestión acompañando al intendente de San Antonio de Areco y administrando la maquinaria vial municipal. En este nuevo convenio hemos cambiado la metodología, se ha llegado a un acuerdo que es distinto porque se afecta el setenta por ciento de lo recaudado por tasa de servicios rurales a la Asociación y ésta puede contratar maquinarias y empresas para tercerizar los trabajos. Todo lo que hacemos es subido rápidamente a la página web de la Asociación para que la gente tenga rápido conocimiento de lo que hacemos con los fondos”, detalló Guilhamelou.
Acompañado por Bernardo Morgan, responsable administrativo de la comisión vial auxiliar de Arpa, Guilhamelou dijo que San Antonio de Areco tiene un municipio que responde al gobierno nacional, lo que los complicó por dos años. “Sin embargo, a principios del año pasado, después de habernos manifestado muchas veces el intendente (Francisco Durañona) que la experiencia anterior había sido ilegal, quizás abrumado por la circunstancia de que pasaron cuatro años sin arreglarnos los caminos y que llegamos a la situación literal de caminos cortados, la situación transmutó en la apertura de un diálogo y el armado de un consenso para trabajar sobre un convenio que tenía Carmen de Areco”, comentó.
Sobre la situación que provocaron las lluvias en aquella zona, Guilhamelou contó que “hace siete meses, cuando nos hicimos cargo, un ochenta por ciento de los caminos rurales estaban destruidos y el ochenta de ese ochenta por ciento estaban cortados”.
“Los caminos rurales no afectan sólo a la producción agropecuaria sino complica aún más las cosas ante una emergencia sanitaria para quien vive en el campo, como así también complica el traslado de docentes y alumnos a las escuelas rurales que seguimos teniendo en nuestro distrito”, afirmó.

Esponda: “Queremos ser recibidos por el Intendente”
Conforme con el encuentro mantenido con los dirigentes arequenses, Rodrigo Esponda, presidente de la SRJ, resaltó que ahora irán por una nuevo pedido de audiencia con el intendente Mario Meoni, el tercero en los últimos seis meses.
“Los productores de San Antonio de Areco nos explicaron el convenio que están llevando adelante con su Municipio para llevar adelante el mantenimiento de la Red Vial. Ese acuerdo les permitió administrar el setenta por ciento de la tasa desde julio del año pasado. En ningún momento ellos opinaron sobre lo que acontece en Junín ni a opinar sobre el modo en que se debería trabajar”, expresó Esponda.
A continuación reclamó: “Nosotros queremos ser recibidos por el intendente Mario Meoni y transmitirles que nuestra intención es ser parte de la solución, demostrar que lo público y lo privado pueden trabajar en conjunto más allá de las diferencias ideológicas y políticas que existan. Hoy en día la solución no está y hay muchos caminos que están muy complicados y otros directamente cortados”.
“Por este tema puntual nosotros le hemos pedido audiencias a Meoni en julio y en diciembre y no hemos logrado hablar con él. Y no es que nosotros caprichosamente queremos hablar con el Intendente sino que entendemos que esto necesita una priorización y una clara decisión política que no pueden tomar ni el secretario de Obras Públicas ni el encargado de las maquinarias”, manifestó.

Malhumor regional
A fines de enero, productores rurales de la región volvieron a poner el grito en el cielo por el mal estado de los caminos y afirmaron que los recursos del fondo sojero se destinan a rentas generales y no al arreglo y mantenimiento de los senderos.
Si bien la cosecha de trigo, que acaba de finalizar, dejó rindes superiores al año pasado (la Bolsa de Cereales de Buenos Aires habla de un total de 1.200.000 toneladas, un 10,9% más que la campaña pasada), el mal estado de los caminos genera malestar en el sector.
Es que los chacareros ven que no sólo la provincia de Buenos Aires incumple con sus obligaciones –las rutas provinciales presentan un elevado índice de abandono, como la 46, 50, 51, 64, 65, 68, 86…, sino también los gobiernos locales, que tienen partidas disponibles para aplicar a sus caminos rurales, como las del Fondo Sojero (oficialmente Fondo Federal Solidario) por el que recibieron casi mil millones de pesos en 2014.
Es cierto que por estos impuestos a la producción agraria reciben dinero fresco todos los municipios bonaerense, aún aquellos en donde no hay una sola hectárea de tierra cultivada con la oleaginosa.
De ese fondo – cuyos datos mensuales y totales pueden verse detallados en la información oficial del Ministerio de Economía de la provincia de Buenos Aires– las rendiciones de cuentas anuales indican que las municipalidades las gastan en cualquier cosa menos en su aplicación a los caminos rurales.

COMENTARIOS