None
ANÁLISIS DE LA FUNDACIÓN METROPOLITANA

“La mayoría estaría dispuesta a utilizar el transporte público” en nuestra ciudad

Así surge del informe preliminar que fue encargado hace más de un año por el Gobierno local. Desde el municipio seguirán haciendo estudios y estiman que “a mediados de año” podría “tomar una decisión” sobre este tema. Advierten sobre la necesidad de contar con subsidio de la Nación para implementar un servicio de estas características.

Pasó más de un año y finalmente el municipio tiene los resultados del estudio encargado a la Fundación Metropolitana, que fue suscripto en octubre de 2013, en el marco de un acuerdo entre el gobierno Local y la organización.
En su momento se informó que el informe se realizaría para evaluar “la factibilidad” de incorporar un “sistema de transporte público de pasajeros en Junín”.
Sin embargo, a quince meses de aquella firma, el trabajo terminó y las respuestas no son tan concretas.
“Fue un estudio preliminar en el que se marcan cuáles son los ejes sobre los que hay que trabajar en el futuro”, explica a Democracia la secretaria de Gobierno, Carolina Echeverría.
En el mismo sentido, la subsecretaria de Planificación, Laura Franco, señala que “la idea era hacer una evaluación preliminar para luego seguir avanzando en los diferentes ejes de trabajo que se necesitan para tener un transporte público que sea sustentable”.
Con todo, se destaca que de las encuestas realizadas por la Fundación Metropolitana, “la mayoría respondió que estaría dispuesta a utilizar el transporte público”.
Por tal motivo, las funcionarias adelantaron que el municipio seguirá haciendo trabajos de campo y una vez obtenidos los resultados de los mismos –que estiman estarán a mediados de año– se tomará una decisión sobre un eventual llamado a concurso para instalar un sistema de transporte público en la ciudad.

El estudio preliminar
La arquitecta Franco comentó a Democracia que en la evaluación preliminar que hizo la Fundación Metropolitana, predominó la “recopilación de información de base”, muchas de las cuales las proporcionó el municipio.
Asimismo, “se trabajó en consultas, un sondeo de opinión preliminar y algunos relevamientos que ellos fueron aportando a este informe”.
Franco explicó que una vez terminado el análisis de los datos, se determinaron varios puntos:
* Que la mayoría de la gente se moviliza en su vehículo, y principalmente lo hace por cuestiones laborales o de trámites.
* Que la línea de transporte público que en la actualidad cubre el camino entre la Terminal de ómnibus y el Parque Natural Laguna de Gómez tiene un nivel importante de uso. No obstante, se aclara que ese medio se utiliza desde y hacia el balneario, pero muy poco dentro de la planta urbana.
* Que la mayoría respondió que estaría dispuesta a utilizar un transporte público de pasajeros. En tal sentido, el interés para utilizarlo se relaciona con diferentes variables, como las distancias de las paradas, el tiempo de espera, los recorridos y la tarifa, entre otros.
“Todo eso es bien técnico y una falla en eso podría hacer fallar el sistema”, advierte Franco.
Asimismo, el estudio también es comparativo con otras ciudades.
La subsecretaria de Planificación sostuvo que “en todas las ciudades el transporte está subsidiado por la Nación, en algunos el municipio aporta lo que falta, porque en todos los casos, la cantidad de gente que se desplaza no es un porcentaje considerable”.

El futuro
Las funcionarias afirmaron que el estudio fue importante porque “es un tema muy particular que necesita un conocimiento muy específico, y a veces se lo toma muy a la ligera”.
A partir de los resultados obtenidos, desde la comuna se continuará ahora con “un trabajo que es mucho más específico” y que, “a partir de acá, hay que ir desarrollando”.
En este contexto, se informó que se avanzará en diferentes censos, entre ellos, de origen-destino, preferencias de desplazamientos, criterios de movilidad.
“Creo que a mediados de año vamos a tener estos resultados que nos van a permitir tomar una decisión en este tema”, advierte la arquitecta Franco, para luego añadir: “Nosotros vamos a seguir trabajando para saber qué transporte necesitamos, estamos buscando la factibilidad de un sistema que sea sustentable”.
En tanto, para Echeverría “es fácil hablar del transporte público, pero eso también es una responsabilidad económica y política, porque hay que tener los medios para solventarlo y, además, si no funciona, hay que tener un respaldo político para bancarlo en el tiempo”.
Con todo, la secretaria de Gobierno concluye: “Por eso digo que es sencillo decir que Junín necesita transporte público, pero eso tiene que estar avalado, debe tener una subvención del Gobierno nacional, con aportes del municipio y el Gobierno local debe poner en la balanza cuáles son las necesidades prioritarias. Vamos a tratar de llegar a un punto en el que se defina si es viable o no. Lo más fácil sería hacer una licitación enseguida, pero hay que evaluar la responsabilidad política del tema y esto debe ser sostenido en el tiempo”.

COMENTARIOS