None
UNO DE LOS EFECTOS DE LA RECESIÓN ECONÓMICA

En Junín, la venta de casas en 2014 fue de las más pobres de la última década

Lo afirmaron diferentes martilleros locales consultados por Democracia, en una versión que sintoniza con lo que marcan las estadísticas a nivel provincial. Pocas expectativas de que la situación pegue un giro favorable este año.

La compraventa de propiedades en Junín fue en 2014 una de las más flojas de la última década, de acuerdo con el testimonio de varios martilleros locales.
Los operadores del sector inmobiliario atribuyen la crisis que atraviesa el mercado está vinculada con diversos factores entre los que se encuentran el cepo cambiario, la inflación, la falta de ahorro y las dificultades para obtener un crédito hipotecario.
De ese modo, la situación se ubica en franca sintonía con lo acontecido en el resto de la provincia de Buenos Aires, donde el nivel de comercializaciones fue el más bajo desde el año 2004, según un informe del Colegio de Escribanos bonaerense.
Uno de los consultados por Democracia fue Fabián Bonaterra, quien se alineó en el nutrido grupo de los que califican al año pasado como uno de los peores que ha vivido el rubro a nivel local. “Vengo observando una tendencia de menor cantidad de ventas desde 2012 para acá y obviamente esa realidad se acentuó el año pasado”, afirmó sin dudar el comerciante.
Bonaterra culpó “al cepo cambiario, a la falta de créditos hipotecarios para la compra de viviendas y a la imposibilidad por parte de los potenciales compradores de alimentar sus ahorros”. Y ratificó: “En Junín se sintió la merma en la venta de propiedades”.
Agregando más conceptos a su análisis indicó que “la situación económica ha ido empeorando año tras año, la inflación hace estragos y se nota un decrecimiento en las posibilidades de acceder al trabajo y todo eso incide, porque las familias van postergando el proyecto de techo propio para priorizar las urgencias del día a día”.
Asimismo señaló que el programa Pro.cre.ar “tampoco ha influido” como para provocar un incremento en las transacciones. “Se han vendido algunos terrenos, pero digamos que las operaciones que se concretaron fueron muy pocas en comparación con la expectativa que se había despertado, debido a la espera que debe soportar el vendedor para que el comprador cuente con la plata, alrededor de cuatro o cinco meses que tal como están las cosas hacen que el precio del terreno suba de manera ostensible”, advirtió.

Muy poca actividad
Por su parte, Horacio Molli sostuvo que, junto con 2013, el calendario que terminó el 31 de diciembre pasado fue el que más hizo sufrir a los exponentes del sector.
“En ventas hubo muy poca actividad, se movió un poco con la demanda de lotes para beneficiarios del Pro.cre.ar, pero los valores que se daban para que la gente pudiera adquirir un terreno terminaron siendo muy bajos, los lotes ya estaban muy por encima de los fondos que proporcionaba la Nación”, comentó.
Mirando hacia adelante, Molli no se mostró optimista en que las cosas vayan a cambiar demasiado porque, consideró, “mientras continúe este gobierno las condiciones de mercado van a seguir siendo las mismas”.

“Muy atados” al Pro.cre.ar
Jorge Gauna, otro de los entrevistados por este diario, admitió que 2014 “ha sido un ciclo bastante complicado, siguiendo la realidad económica de país”. “Si bien siempre alguna operación hemos logrado concretar, hoy nos encontramos muy atados a lo que ocurre con los programas Procrear, tanto en lo referente a la búsqueda de lotes como a las construcciones. Falta la inversión de particulares, del sector privado”, puntualizó.
De cara a 2015, Gauna manifestó que “las perspectivas que tenemos siempre los martilleros pasan por el deseo de vender todos los días. De todos modos, siendo realistas y viendo cómo está el tema de la moneda extranjera nos hace muy dependientes de lo que pase con el mercado a nivel macro. En alquileres creo que vamos a seguir trabajando parejo pero poder vender se dificulta mucho por la incertidumbre que hay en el ambiente”.
“Hay un sector muy castigado que es la clase media, qua para llegar al techo propio depende de los ahorros de muchos años o de sacar un crédito y para caminar sobre seguro necesita que no haya fluctuaciones en los valores”, consideró el martillero juninense.

En la Provincia
En la Provincia, la compraventa de propiedades fue en 2014 la más baja de la última década, con una caída del 7,9% respecto de 2013, aunque los montos se incrementaron 17,9%, informó el Colegio de Escribanos bonaerense.

COMENTARIOS