>RELEVAMIENTO DE MERCADERÍAS QUE NO SE INCLUYEN EN LOS PRECIOS CUIDADOS

En los supermercados juninenses, llenar el chango aumentó casi 11% en seis meses

>Es el promedio de una canasta de 21 productos, según un monitoreo de este diario. Hay rubros con subas de más del 30%.

Más allá de los acuerdos impulsados por el Gobierno para lograr una “administración de precios flexibles” a través del programa Precios Cuidados -que comenzó en 2014 y se extenderá también a lo largo de este año-, lo cierto es que en los supermercados juninenses se observaron incrementos que superan hasta el 30 por ciento en determinadas mercaderías que no conforman ese listado oficial, pero que en promedio es del 10,8 por ciento si se comparan los valores de principios de julio pasado con los actuales.

Al menos así se desprende de un minucioso monitoreo de precios realizado en base a 21 productos esenciales y de consumo masivo, y tomando los costos actuales para el cliente en los mismos supermercados que este diario había recorrido en julio del año pasado.

En tanto que si se compara con los precios que se podían encontrar en las góndolas en febrero de 2014, cuando se hizo el primer relevamiento, los mismos muestran un incremento que roza el 30 por ciento.

Eso sin descontar que distintas consultoras anticipan que para este mes se esperan subas significativas en rubros como alimentos (tiene que ver con alzas estacionales en verduras, restaurantes y bebidas no alcohólicas), esparcimiento (como consecuencia de las vacaciones estivales) y transporte (por subas en los precios de los vehículos y autopistas, parcialmente compensado por una baja en combustibles).


El chango, más caro

Un juninense que recorra el supermercado y ponga en el chango manteca, leche, tallarines, detergente, café, puré de tomate, galletitas, yerba, azúcar, agua mineral, aceite, desodorante, gaseosa, té en saquitos y mermelada, entre otros productos, pagará una diferencia con respecto a julio pasado de $ 34,33 pesos, tomando en cuenta un determinado listado de mercaderías.

En julio de 2014 llevarse esa canasta de productos del supermercado costaba $ 316,92, mientras que hoy hay que pagar $ 351,25.

El incremento promedio entre el período julio 2014 y enero 2015 (10,8%) resultó inferior al que se había verificado en el período anterior de monitoreo, ya que entre febrero y julio del año pasado las subas promedio fueron 16,5%.

Vale aclarar que para el relevamiento se armó un listado de 21 productos que habitualmente compra una familia a la hora de recorrer las góndolas de un supermercado.

Los costos comparativos corresponden a productos de primera marca que no forma parte del listado oficial de los Precios Cuidados, que este año fue relanzado con la incorporación de 52 nuevos productos, que ahora totaliza 451, con una suba de precios promedio del 3,8 por ciento.


Los que más subieron

Si bien en promedio los precios aumentaron algo más del 10,8 por ciento en las góndolas de la Ciudad en los últimos seis meses, hubo rubros en que la escalada fue mucho más significativa.

Entre los productos que más variaciones presentaron en esos meses aparecen el arroz por 1 kilo, que en julio costaba $21.50 y ahora se lo consigue a $27, es decir, una variación de 25,58%.

Lo que más subió son los tallarines 1/2 kilo, que salía $11,89 y ahora ronda los $15,75, una considerable suba de 32,4%.

Otro producto en que se sintió la suba es el paquete de yerba de 1/2 kilo, que en julio estaba a $19 y hoy está marcada con $22, una suba de 15,78%.

El agua mineral, las salchichas, la mayonesa y la manteca son, en contrapartida, algunos de los productos en los que se registraron alzas menores.


“Hay que buscar precios”

“Los consumidores están muy atentos a las variaciones de precios y suelen llevar lo imprescindible”, destacó el encargado de un supermercado céntrico.

Los comerciantes además explicaron que “cada vez apuntan más a las segundas marcas”, como un mecanismo “para evitar gastos excesivos” que pongan a tambalear la economía familiar.

En un contexto inflacionario las entidades de Defensa del Consumidor apuntan que los consumidores deben “buscar y comparar” para evitar los precios abusivos.

“Si se busca -insisten- se pueden encontrar productos a precios razonables; es importante que la gente recorra los negocios, que compare valores, pero es innegable que en este tiempo hubo subas en todos los rubros”, sostuvieron.<

COMENTARIOS