>TIEMPOS PREELECTORALES

Primeras definiciones en el tablero político juninense de cara a octubre

>El intendente Mario Meoni impulsa la candidatura a legislador provincial de Rubén Rasso y sale a seducir candidatos de otras fuerzas para que se pasen al massismo. El kirchnerismo se encamina a una dura interna y el Pro confía en seguir sumando adherentes.

Comenzó la hora de las definiciones en el tablero político local, de cara a las elecciones generales de octubre. Así, por el lado del oficialismo comunal, el intendente Mario Meoni ya le comunicó a su espacio –según pudo saber este diario- que el candidato a legislador bonaerense por Junín será el ex subsecretario de Acción Social y ahora jefe de campaña del meonismo, Rubén Rasso, un dirigente que “está desde la primera hora” junto al jefe comunal, aseveró una fuente que habla a diario con el intendente.

Si bien en un primer momento había sonado el nombre de Silvio Scasso para ocupar ese lugar, lo cierto es que ahora quedó confirmado el de Rasso, y si bien aún resta definir si habrá o no internas en el massismo a nivel distrital, lo más probable –sostienen en el massismo de las cuarta- es que la lista de legisladores sea consensuada. Así, quedó descartado que la diputada bonaerense por nuestra ciudad Valeria Arata vaya por una reelección.

Arata tiene, sin embargo, otra tarea, por demás difícil. Es una de las operadoras para que el precandidato a intendente de Lincoln por el Frente Amplio UNEN Salvador Serenal dé el salto al massismo. Es más, según versiones, en los próximos días el propio Meoni podría mantener un encuentro privado con Serenal, con el objetivo de que el linqueño se pase al Frente Renovador, algo que en el círculo íntimo del radical ven prácticamente “improbable”, pudo averiguar Democracia.

Por otro lado, en el campamento meonista ven como un punto alto de cara a octubre el hecho de haber aprobado el presupuesto y el “bochorno” del concejal socialista Juan Manuel Sequeira, que, aseguran, al faltar a la sesión y no cumplir con su compromiso, dejó muy mal parada a la oposición en su conjunto. Asimismo, las consecuencias aún difíciles de medir del caso Nisman, afirman en el meonismo, le asesta un duro golpe al kirchnerismo. Pero claro, si será Massa o Macri quien mejor capitalice el conflicto es algo que está por verse, como así también si las esquirlas llegarán hasta octubre o se irán disipando con el correr de las semanas, en una causa que nadie sabe qué ribetes puede ir tomando, ya que hasta el momento ha tenido varios giros, todo, por cierto, de una enorme gravedad institucional.

Mientras tanto, en el búnker meonista ya preparan varios dardos apuntados a la oposición, para una campaña que promete ir tomando temperatura con el correr de los meses. En este sentido, el concejal y candidato del Pro, Pablo Petrecca, y el edil del bloque Junín para la Victoria, el economista Santiago Aguiar, aparecen en la mira y serán centro de las críticas del oficialismo local.


Meoni, por la reelección

En el oficialismo local la figura del intendente Meoni aparece como una fija para ir por un nuevo mandato al frente de la intendencia de Junín, a menos que, como admite el propio jefe comunal en estricta reserva, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, le pida que integre “una lista de legisladores nacionales”, una opción que podría obligar al funcionario a dar un golpe de timón y pensar en una figura de recambio.

En confianza, el massista reconoce que “ningún intendente tiene reemplazante, hasta que lo tiene”, por eso no duda en poder instalar, llegado el caso, a “una legisladora” (en alusión a la senadora bonaerense Malena Baro) o al propio Patricio Fay, que siendo una figura con baja exposición mediática hasta ese momento, obtuvo un importante triunfo en las comicios legislativos de 2013.

En esta línea, Meoni confía en la tracción nacional de su jefe político, Sergio Massa, que según el intendente, lidera las encuestas “reales, no las que están pagas” por el Gobierno nacional. Es que el funcionario cree que el kirchnerismo busca dividir al electorado en tres tercios para ganar en primera vuelta, y por eso hace crecer a Mauricio Macri.

Meoni declaró en una reciente entrevista a Democracia que “es muy probable que sea candidato a intendente”, y, en este esquema, cobrará importancia quien encabece el primer lugar en la lista de concejales, ya que, de irse Meoni –por un pedido de licencia- luego a un cargo nacional o provincial, sería quien asuma como jefe comunal.

En este sentido, ante el fantasma de verse convertido en un candidato “testimonial” (la oposición espera colar sus dardos por este flanco, que ven descubierto), Meoni se esforzó en afirmar que le gustaría gobernar con un presidente que “no discrimine a los intendentes por el color político”.


¿Qué pasa en el kirchnerismo?

En el Frente para la Victoria todo indica que habrá dos candidatos fuertes –posiblemente habrá más de dos listas-, Santiago Aguiar por un lado, con el apoyo del sector que lidera el diputado nacional y referente de Smata Oscar Romero, y el concejal y coordinador de los centros de referencia del Ministerio de Desarrollo Social, Gustavo Traverso, que cuenta con el respaldo del sector de la diputada provincial Rocío Giaccone (La Cámpora).

Y si bien Aguiar cuenta –aseguran- con una mayor imagen positiva e intención de voto, hay quienes afirman que Traverso lleva varios años recorriendo los barrios y es la “cara visible” para muchos vecinos de la gestión de distintos derechos y beneficios sociales.

Por eso, una alta fuente del romerismo confió a este diario que a partir de los próximos días la estrategia del espacio será “identificar más a Aguiar al kirchnerismo”. Para ello, en febrero están previstas varias acciones de Anses, donde estaría presente, como lo viene haciendo en los últimos tiempos, el propio Aguiar, reuniones en las sociedades de fomento y recorridas barriales.

Sin embargo, hay un temor presente en el romerismo: que el meonismo, que apuesta a un triunfo de Traverso sobre Aguiar en las PASO, le mande “dos mil o tres mil votos” en la interna, situación que dejaría prácticamente sin chances al economista y su grupo político.

Por otro lado, las indefiniciones y conflictos que genera el caso Nisman en el kirchnerismo son otro factor de análisis de cara a octubre. “Cada vez que hay conflictos importantes para el Gobierno, la Presidenta –que siempre recurre a los jóvenes de La Cámpora, se apoya en el peronismo, pero después lo deja de lado. Ahora el PJ se lo va a empezar a cobrar, y ya hay señales de que Julián Domínguez estaría decidido a enfrentarlo a Bossio en una interna bonaerense, lo que podría generar nuevos reacomodamientos a nivel seccional”, afirmó un operador kirchnerista.


El Pro, por ahora, con sus propias banderas

En el macrismo que conduce el concejal y candidato a jefe comunal Pablo Petrecca, las definiciones sobre eventuales alianzas con otras fuerzas “van a depender de los acuerdos que se generen a nivel nacional”, afirmó Petrecca a Democracia.

Con todo, el Pro sigue con las postas en las distintas esquinas, las recorridas casa por casa por los barrios y ahora con una campaña telefónica, que se realiza desde la Ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de sumar más adherentes al espacio.

En este escenario, que Gabriela Michetti haya anunciado su decisión de competir por la jefatura de Gobierno porteño es una señal de que Macri podría avanzar en un acuerdo con UNEN, por eso en el ámbito local están a la espera de esas definiciones. “Mantenemos el diálogo con la oposición”, admitió Petrecca. Así, no está descartado un acuerdo con UNEN a nivel local, pero esa alianza está supeditada a lo que ocurra a nivel nacional.

La estrategia del Pro sigue siendo sumar a los independientes, a profesionales que no busquen vivir de la política, y que el partido siga creciendo. “Ahora voy a tener un candidato fuerte arriba en la boleta (Mauricio Macri)”, se entusiasma Petrecca, que en confianza afirma a sus colaboradores que si bien no lo desvela ser intendente en esta elección, no va a dejar “pasar la oportunidad”.


UNEN, aún sin definiciones

En UNEN aún no hay definiciones –las cuales llegarían en los primeros días de febrero-, pero quienes se perfilan como precandidatos son el ex concejal de la Coalición Cívica José María Banfi y la titular del radicalismo local Luciana Gómez Panizza. <

COMENTARIOS