None
BUSCAN PREVENIR ACCIDENTES Y ACTOS DE VANDALISMO

Con el apoyo de Infantería intentarán poner un freno a las picadas de motos

Tras reiteradas agresiones a la policía y amenazas que circularon por las redes sociales, la Jefatura Distrital pidió refuerzos para disuadir las carreras ilegales en distintos puntos de la Ciudad. Esta semana la Municipalidad promulgó la emergencia vial y trabajan en un plan integral.

Cansadas de la provocaciones y las agresiones, las autoridades subirán la apuesta para frenar las picadas de motos en Junín. A partir de este fin de semana, la Infantería, el Grupo de Apoyo Departamental (GAD), la Delegación de Drogas Ilícitas y personal de brigadas y destacamentos se sumarán a los operativos nocturnos.
Así lo confirmó a Democracia el jefe Distrital de Junín, comisario inspector Miguel Zabala, quien agregó que el pedido de refuerzos se realizó luego de los sucesos ocurridos durante la noche del viernes –en el que algunos uniformados fueron agredidos por los vándalos–, sábado y domingo pasados.
Además, esta semana circularon por las redes sociales amenazas para "hacerle la guerra a la gorra (policía)" y atacar a "piedrazos a los patrulleros nuevos para que se calmen un poco", lo que generó malestar en las autoridades.
"La idea es prevenir y armar operativos para que vean que estamos", dijo Zabala. Si bien este tipo de despliegues se viene realizando desde el verano pasado en la avenida San Martín y otros puntos de la Ciudad, ahora la policía busca aumentar el poder de "disuasión" incorporando a la Infantería y el GAD, para terminar también con las carreras en avenida de Circunvalación y Posadas, rutas 65 y 188, y Ruta Nacional 7.
Una de las principales preocupaciones de las autoridades policiales y municipales es el peligro que corre la vida de los chicos –muchos de ellos menores– que circulan a alta velocidad, en grupos, sin casco, sin luces y violando las normas.
Ese riesgo de que protagonicen un accidente es otra de las dificultades con las que deben lidiar los uniformados que tratan de detenerlos, ya que podrían ser responsabilizados por el siniestro.
De esta manera, "ganando la calle" con más recursos, apuestan a que el escenario cambie desde el inicio de las noches.
Otra apuesta de la Jefatura Distrital para reducir el problema en torno a las motos es el trabajo con el juzgado correccional.
"Durante el fin de semana pasado labramos entre diez y doce contravenciones a la ley provincial 8031, en los artículos 74 al 83", dijo Zabala.
Dichas faltas contemplan protagonizar disturbios en la vía pública, ruidos molestos, provocaciones, amenazas, causar desorden en el tránsito y resistencia a la autoridad, y prevén multas de hasta el 50 por ciento del salario de un agente de policía y/o hasta 30 días de arresto, según la contravención.
"También necesitamos que los padres se fijen dónde están sus hijos porque sino cuando pasa algo ya es tarde", dijo Zabala.

Emergencia vial

En tanto, la Secretaría de Gobierno confirmó ayer que la ordenanza que declara la emergencia vial en Junín sancionada por el Concejo Deliberante, fue promulgada el lunes pasado.
"Ahora se está trabajando en la reglamentación y un plan integral", dijo a Democracia el secretario de Gobierno, Mauro Gorer.
El proyecto para declarar la emergencia surgió a partir de la problemática en torno a las picadas de motos que desde el verano pasado se tornaron incontrolables.
Tras una audiencia pública con casi sesenta oradores, la ordenanza fue votada por unanimidad luego de un trabajo consensuado entre todos los bloques. 

COMENTARIOS