None
3 DE SEPTIEMBRE: DÍA DEL FERRETERO

El ferretero, un comerciante que muchas veces es consultado por los vecinos

De trato amable y con ganas siempre de dar respuestas a los requerimientos de sus clientes, los ferreteros suelen orientarlos respecto a lo que les hace falta, las opciones que tienen para suplir esa carencia, las diferentes calidades de los productos y sus respectivos precios.

Hoy, 3 de septiembre se celebra en todo el país el Día del Ferretero, una rama del comercio muy ligada a la actividad de la construcción y al hogar.
El ferretero frecuentemente es buscado por los vecinos para consultarlos sobre diferentes temas relacionados con las actividades mencionadas anteriormente, pero también por otras cuestiones, a veces difícil de entenderlas, por eso el slogan de una ferretería ubicada en pleno Barrio Belgrano, es: “El coso del cosito compralo en El Tigre”. Entre divertido y realista, el dicho se refiere a las consultas que muchas veces hacen los clientes, que no saben bien qué es “el coso” ni “el cosito”, pero confían en que el ferretero, en este caso el de El Tigre, podrá ayudarlos a conseguirlos.
El ferretero trata con gente de diverso oficio, amplía continuamente sus conocimientos y siempre está interesado en las novedades técnicas que se producen. Es curioso e indaga al cliente sobre el uso que dará al objeto que busca. A partir de allí, sale a relucir el orientador pertinaz que aconseja el método que entiende como más viable y efectivo. Es, en el fondo, un comerciante-artesano.
Sin ser cerrajero, suele hacer llaves de todos los tipos, aporta sus conocimientos en lo concerniente a utensilios y artefactos, herramientas y cien rutinas más.
En esta época de ritmo febril, de vértigo, de computadoras, este comerciante se detiene para mantener un coloquio con sus ocasionales interlocutores, para dilucidar una duda y aportar una solución válida.

COMENTARIOS