None
>MANIFESTACIÓN VECINAL

Realizaron un "abrazo solidario" al Hospital en respaldo a Carlos Garbe

>Alrededor de cien personas realizaron una marcha en las calles contiguas a la institución en contra de los gremios que tienen representación dentro del centro asistencial y reclamaron el cese de los paros recurrentes.

Un grupo de vecinos que se definieron como autoconvocados se concentraron frente al Hospital Interzonal "Abraham Piñeyro" para defender la gestión de Carlos Garbe, actual director del centro asistencial.
Los manifestantes expresaron su desacuerdo con los gremios que tienen representación dentro de la entidad (Cicop, ATE y Salud Pública), desde donde impulsan el desplazamiento de Garbe, en un conflicto que dio lugar a sucesivos paros en las últimas semanas.
Con carteles y pancartas que reclamaban el derecho a recibir un servicio de asistencia médica sin más interrupciones, alrededor de cien personas dieron vida al denominado "abrazo solidario" al hospital, con una caravana que recorrió las calles Lavalle, De la Sota, Alberdi y San Lorenzo.
"Basta de paros que no suman para nada, al contrario, le restan a la gente y hacen que la sociedad no se pueda atender. Queremos un hospital sano, en buen estado y funcionando bien, y creo que trabajando se va a mejorar la situación. Esperemos no tener que hacer más marchas, pero si los gremios continúan con la misma tesitura los vamos a enfrentar", dijo Marcelo, uno de los presentes en la marcha.
Una mujer sostuvo que el hospital "es lo más grande que tenemos". "Cuando mi nieto chocó con su moto, no encontrábamos insumos y no lo quisieron operar porque (Claudio) Ricasoli no firmó la orden para que le pudieran realizar la intervención. Después, cuando cambiaron al director, mi nieto fue operado y hoy es una persona como todas", relató conmovida.
Otra vecina comentó que hace más de tres años, su marido estuvo dos meses internado por un problema en el corazón y "lo atendieron de maravillas", y consideró que Garbe "es un excelente profesional".
Por su parte, Gerardo González fue claro en su postura: "Me manifiesto a favor del hospital, sea quien sea que esté al frente de la institución, porque es un lugar que no puede dejar de atender a la gente. El año pasado me tocó vivir una desgracia con uno de mis hijos y acá hicieron hasta lo imposible por salvarle la vida y ahora tengo a mi suegra que atraviesa por una grave enfermedad y fue operada gracias a que Garbe obligó a los médicos, que venían postergando el caso. No tiene que dejarse a la ciudadanía sin atención", advirtió. <

COMENTARIOS