None
MÁS DUDAS EN TORNO A PAGUE POR CELULAR

La recaudación por el estacionamiento medido, bajo la lupa de la oposición

Ya hay dos proyectos de concejales que piden informes para saber cuánto ingresa por el sistema. También indagan sobre los balances de la empresa y la cantidad de empleados. En tanto, una encuesta revela que el 89% de los usuarios considera al servicio “demasiado engorroso”.

Lejos de cerrarse, la polémica en torno al sistema de estacionamiento medido en Junín recobró más fuerza. Ahora, la lupa no está puesta sólo en el precio por aparcar en las zonas I y II, sino también en la recaudación, los balances y la cantidad de personal de la empresa Pague Por Celular (PPC).
Al pedido de informes que había presentado el bloque de concejales del Pro para conocer detalles sobre lo recaudado por la Municipalidad, los recargos sobre la tarifa, comisiones y cantidad de personal, ahora se le sumó un duro proyecto del edil de Concertación Plural, Marcelo García, que busca indagar sobre los balances de la empresa, mientras que criticó el objetivo “recaudatorio” del sistema, con un valor similar para las dos zonas.
De esta manera, el edil sumó un nuevo frente de batalla en la interna del massismo local, luego de que días atrás, se manifestara a favor de declarar la emergencia vial en Junín y realizó duras críticas a la gestión del Ejecutivo en el tema tránsito.
Además, ayer se conoció una encuesta realizada por el equipo de trabajo de Pablo Petrecca que revela que al 89% de los usuarios les parece “demasiado engorroso” el sistema de PPC.
Estos nuevos elementos se suman al historial de la gestión de la empresa, sobre la que poco se conoce desde su desembarco en Junín.
Los comentarios sobre sus antecedentes son vagos. La creación de la sociedad data de febrero de 2010, el mismo año en el que se lanzó la licitación para implementar el servicio de estacionamiento a través de mensajes de texto.
Según el balance de ingresos y egresos en la página web de la Municipalidad, lo percibido este año por la Comuna hasta el 22 de agosto pasado fueron $ 3.748.013,12. Una cifra que ya está cerca de lo recaudado en todo el 2014: $ 4.195.831,60. El presupuesto para este año es de $ 7.001.020.
Cabe destacar que al Municipio llega sólo el 50 por ciento de lo recaudado, mientras que el restante es para la empresa. Esa ecuación supone que la firma obtiene una cifra similar. Pero ahora piden ver los balances.
Documentación
En el proyecto ingresado la semana pasada al Concejo por Marcelo García, se hace eco de las “numerosas críticas por parte de los usuarios principalmente en costo, como también en la forma de adquirir el servicio, generalmente refiriéndose a la falta de puntos de ventas, del contralor y multas”.
También se refiere a “que la empresa solicitó aumentos de costos en el servicio los que fueron otorgados por medio de ordenanza el año próximo pasado”.
En ese sentido, considera “elevado” el “costo de la hora de estacionamiento en nuestra ciudad, poniendo como ejemplo la ciudad de La Plata, donde el valor es de $ 2,50”. Y sostiene que “es necesario realizar un análisis sobre los balances contables, cuadro de situación financiera y patrimonial, como también cantidad de empleados, y si los mismos están en relación de dependencia, por medio de empresas de contrataciones eventuales o cuál es la vinculación con la empresa, como también remuneraciones y aportes sociales y sindicales”.
El proyecto de García busca que la empresa presente documentación contable e impositiva, entre ella “balances certificados y presentados ante la Inspección General de Justicia o Dirección de Persona Jurídica de la Provincia de Buenos Aires de los últimos dos ejercicios contables” y “declaraciones juradas de los últimos 12 meses de ingresos brutos en relación a los ingresos obtenidos en nuestra ciudad, más las declaraciones juradas presentadas en ARBA o por Convenio Multilateral”.

Municipalización

Otro cuestionamiento de García fue “¿por qué darle el 50 por ciento de los recursos a la empresa, cuando ya se tiene el conocimiento sobre cómo implementar el sistema?”, dijo.
Mientras que consideró que la Municipalidad podría tomar el control del sistema e implementar una tarifa más baja y accesible, y aún así generando más recursos.

Una tasa más

”No se cumple con el debido proceso. Convirtieron la multa en una tasa. No hay forma de descargo. Tampoco hay registro on line, si alguien saca la boleta de infracción del parabrisas, el conductor no se entera que se la hicieron”, denunció Petrecca, en diálogo con Democracia.
“La zona II no dio buenos resultados. No hay puntos de venta. En algunos se cobra un recargo de 2 pesos. Y resulta discriminatorio, ya que quienes recurren a los comercios lo hacen porque no saben como usar el sistema por SMS o no cuentan con los recursos”, dijo el edil, quien además dijo que el servicio “es engorroso y es necesario hacerlo más amigable”.
Una encuesta realizada por el equipo de trabajo del concejal del Pro Pablo Petrecca, quien la había anunciado en notas anteriores, muestra un alto nivel de disconformidad por parte de los usuarios del servicio. Según el relavamiento, el 89% considera “demasiago engorroso” el sistema de Pague Por Celular.
El estudio abarcó a tres tipos de público: frentistas (dueños de casa), de las zonas I y II, a quienes se les preguntó si la implementación del sistema, les generó inconvenientes o mejoras. El 77% manifestó que el sistema le genero muchas complicaciones.
Sobre si la implementación le generó inconvenientes a la hora de tener que estacionar su propio vehículo: el 64% expresó que siempre encuentran complicaciones, el 7% dijo que a menudo se le presentan inconvenientes, el 7% que casi nunca los tiene, y el 22% restante expresó que nunca tuvo problemas.
El segundo grupo de encuestados fueron los comerciantes, los que fueron divididos según zona I y II y los que poseen sus locales fuera de la zona de estacionamiento y lindantes a la zona II. A los la zona I y II se les preguntó si están de acuerdo con la implementación del sistema de estacionamiento medido. Cerca del 60% se expresó a favor de la existencia del servicio. Sin embargo, casi el total de ellos, manifiesta no estar de acuerdo con la forma en la que se implementa.
También se les preguntó a los comerciantes y empleados, si iban a sus lugares de trabajo en auto. Si la respuesta era afirmativa, se les consultó donde dejaban estacionados los mismos. El 73% manifestó abonar el servicio durante el horario de trabajo, mientras que el 27% estableció que lo deja fuera de la zona de estacionamiento medido.
En cuanto a los comerciantes lindantes a la zona II: el 90% expresó estar en desacuerdo con el sistema y casi un 85% manifestó que sus ventas se vieron disminuidas.
Por último, se encuestó a quienes dejan sus vehículos en las zonas I y II. El 65% se manifestó de acuerdo con el sistema de estacionamiento medido en la zona I, mientras que el 90% lo hizo en contra de la ampliación, a la II.
Y ante la pregunta sobre cuáles fueron los mayores inconvenientes: el 45% dijo encontrar dificultades para encontrar a los vendedores en la calle, el 25% para usar la modalidad por mensaje de texto, el 16% manifestó no encontrar puntos de ventas y desconocer los comercios adheridos y el 8% se quejó de los lugares que efectúan un recargo a la tarifa vigente, regulada por ordenanza. Mientras que el 6% se quejó por la mala atención recibida en el local de atención al cliente de la empresa al momento de realizar reclamos.

COMENTARIOS