Grandes contrastes

Falta de higiene y abandono. Es una de las postales del Hospital Interzonal de Junín, donde la suciedad y la ausencia de un mantenimiento básico hacen del establecimiento sanitario de nuestra ciudad un verdadero “horror”.

Los techos, un desastre. Todavía hay áreas del hospital que se llueven, por eso se trabaja en una solución en el corto plazo.

Polo sanitario de la Región. El Hospital Interzonal General de Agudos “Abraham Piñeyro” de Junín está especializado en trauma y recibe pacientes de toda la zona, e incluso de otras provincias, por la alta calidad de sus profesionales, pese a las falencias en infraestructura e insumos básicos y equipamiento.
COMENTARIOS