None
DUDAS SOBRE EL DESTINO DEL DINERO APORTADO POR CONTRIBUYENTES LOCALES

Afirman que no hay controles de lo recaudado por la Tasa de Seguridad

Osvaldo Giapor dijo que al no haber comisión de seguimiento y estar inactivos los foros, el Municipio realiza una revisión parcial de los fondos aportados por todos los ciudadanos.

El presidente de la Federación de Sociedades de Fomento de Junín, Osvaldo Giapor, advirtió que en la actualidad nadie controla en profundidad en qué se gasta el dinero que el Municipio recauda en concepto de Tasa Complementaria de Seguridad.
El dirigente fue quien llevó adelante esa tarea hasta febrero de este año, cuando decidió renunciar a la comisión de seguimiento que justamente supervisaba el movimiento que se hacía con esos fondos aportados por los contribuyentes juninenses.
A seis meses de aquella decisión –motivada, según él, porque lo “dejaron solo” al frente de esa responsabilidad-, Giapor cuestionó que nadie ajeno al gobierno de Mario Meoni fiscalice lo que se hace con esa plata.
Al respecto indicó que la Municipalidad puso un contador, pero señaló que éste, “lo que hace es solamente verificar el saliente de dinero en base a la cantidad de boletas que le llegan por arreglos, compras u otras erogaciones”.
“Está bien, el dinero que se gastó tiene un justificativo, pero, ¿quién controló lo que se compró? ¿Quién sabe si verdaderamente se rompió un tren delantero o no? Ese era el trabajo mío, controlar que lo que se decía que se gastaba en cubiertas fuera realmente así y que esas cubiertas fueran puestas en tal patrullero.  Yo iba todas las mañanas, a las siete y media, a los talleres municipales y me quedaba una hora para corroborar qué se había roto, dónde lo compraban y cuál era el valor. En la actualidad no se hace nada de eso”, cuestionó.
Al ser requerida su opinión sobre el estado actual de la seguridad en esta ciudad, Giapor dijo haberse prometido a sí mismo no hablar del tema después de abandonar la comisión de seguimiento y el Foro Vecinal Nº1. De todos modos, se manifestó preocupado y aseguró que le “molestan un montón de cosas”.
En ese sentido, fue crítico de instituciones que han perdido el protagonismo que supieron tener hasta hace un par de años en las mesas donde se analizaba y se debatía la problemática de la delincuencia urbana.
“Desde el Foro Municipal no hay ninguna comunicación sobre las actividades que se hacen y ninguno de los dos foros vecinales tiene gente. Son tres instituciones que están totalmente inactivas”, comentó.
También vio con malos ojos la actitud de la oposición de no indagar más en el manejo que el Departamento Ejecutivo realiza con el dinero de la tasa en cuestión. “La comisión de seguimiento tampoco existe más y me llama la atención que los concejales de la oposición no hacen nada, o sea que están incumpliendo una ordenanza. No alcanzo a entenderlo, estamos hablando del dinero del pueblo”, advirtió.
En concordancia con ese panorama, Giapor adelantó que la seguridad es una preocupación que va a ser tratada en la próxima reunión de la Federación, a la que concurren los representantes de cada uno de los barrios juninenses.
En febrero pasado, Giapor se retiró de la comisión de seguimiento y lo hizo con una declaración cuanto menos sugerente: “La recaudación el año pasado fue mayor a los 4 millones de pesos; yo pude controlar 3 millones. El resto seguramente está justificado, pero yo no lo pude verificar”, afirmó a este diario.
La Tasa Complementaria de Seguridad fue puesta en funcionamiento en 1994.
Ya a principio de los ’90, la Provincia había empezado a resignar sus obligaciones con los municipios y estos comenzaban a ver cada vez más debilitadas las partidas recibidas por parte de la Gobernación.
En ese marco, y a raíz de la falta de fondos para solventar los gastos en seguridad –principalmente el pago del combustible para los patrulleros– se realizó en Junín una suerte de asamblea de la que participaron representantes de los organismos públicos, entidades intermedias y la población en general, en donde, después de un debate y votación, se decidió crear una tasa para complementar esos gastos.
De esta manera, la Ordenanza Nº 3237, del 12 de enero de 1994, creó “una Tasa Complementaria de Seguridad destinada a solventar los gastos derivados de la implementación del Convenio de Cooperación Institucional a suscribirse entre la Provincia de Buenos Aires y la Municipalidad de Junín”.
Sin embargo, esa norma podría ser derogada si se aprueba uno de los dos proyectos en danza para sustituirla (ver recuadro).

COMENTARIOS