None
LA PROTESTA DEL CAMPO

Mercadería varada llega al Mercado Central

El presidente de la Cámara de Mayoristas Frutihortícolas dijo que se abastecieron como en un día normal, pero que muchos productos llegaron en mal estado.

El Mercado Central de Buenos Aires abrió ayer extraordinariamente sus puertas para recibir a cientos de camiones que, tras quedar varados durante días en los cortes de ruta provocado por el paro agropecuario, pudieron pasar y arribar al ente concentrador para descargar su mercadería.
Sin embargo, ante la falta de acuerdo entre el Gobierno y el campo, y el endurecimiento de la postura de los productores en varios puntos del país, nuevamente gran cantidad de camiones quedaron varados en diferentes cortes.
"Con el levantamiento parcial del paro entró bastante mercadería, se acomodó todo, pero ahora lo cerealeros volvieron a arrancar con los piquetes y eso vuelve a complicar las cosas. Acá nos estamos fundiendo", remarcó el presidente de la Cámara de Operadores Mayoristas Frutihor-tícolas (Comafru), Fabián Zeta.
Precisó que con la apertura de ayer, "el Mercado Central se abasteció como un día común", pero alertó que "mucha mercadería llegó en mal estado, producto de haber estado días en los piquetes, y ahora se tiene que tirar".
"Entendemos que se tengan que expresar, pero les pedimos por favor que no lleven adelante el paro con los productos nuestros, que paren a los camiones de soja, pero a los nuestros no", reclamó Zeta.
El titular de Comafru puso de relieve que "la mercadería que ingresó desde anoche lo hizo a los mismos precios que la semana pasada".
"Somos solidarios con el pueblo y respetamos los precios para no crear inflación. Pero necesitamos que dejen circular los camiones nuestros para seguir sosteniendo esa solidaridad", remarcó Zeta.
En una de las medidas para palear el desabastecimiento generado por el paro agro-pecuario, el Mercado Central abrió sus puertas para que ingresen más de 250 camiones con frutas y verduras que estuvieron parados en las rutas bloqueadas.
El mercado abrió a las 6 como una medida especial para garantizar el abastecimiento. La iniciativa se vio beneficiada por la tregua momentánea, cuando los ruralistas dejaron circular camiones durante algunas horas a la espera de la reunión en la Casa Rosada.
El gerente general del Mercado Central, Guillermo Cosentino, dijo que el ente concentrador está funcionando a pleno, que ingresaron unos 250 camiones esta madrugada y "puede llegar a haber más (entradas) por lo que la entidad continuará trabajando hasta más tarde".
"El mercado está a pleno, hubo ingresos normales con casi 250 camiones y esperamos la llegada de más mercadería por lo que estaremos funcionando hasta las 15 o 16 horas", aseguró Co-sentino por la mañana.
Además, señaló que se ha habilitado toda la capacidad de funcionamiento del mercado en el que ya ingresaron 200 mil bultos, lo que consideró "un número que es muy importante". Cosen-tino destacó también que los precios se siguen manteniendo y casi no hay variaciones.
"No obstante, -agregó- hay tomates y zanahorias de esas zonas que todavía están en buen estado y también verduras de hoja verde que vienen de zonas más cercanas a la Ciudad de Buenos Aires", concluyó el representante del Mercado Central.
De todos modos, los operadores del mercado denunciaron que sufrieron la pérdida de alrededor de tres millones de pesos en mercadería que se echó a perder por no haber podido ingresar a tiempo al ente concentrador, debido a los cortes de ruta que ocasionó el lock out agropecuario.

COMENTARIOS