None
MÚSICA

Cómo hacer jazz en la Pampa Húmeda

“El jazz es tan universal como un sentimiento”, expresó Daniel Bonino, un saxofonista rojense que deleitó al público juninense en el Festival de Jazz 2014.

Desde la ciudad de Rojas, “A la vuelta ensamble” dejó su sello en el Festival de Jazz en Junín, incorporando también músicos locales, como son Juan Paulucci y José Calissano (de Fortín Tiburcio).

Daniel Bonino, saxofonista y líder del mencionado grupo de jazz, brindó su visión sobre este ritmo que tuvo sus orígenes a finales del siglo XIX en Estados Unidos, que se expandió de forma global a lo largo de todo el siglo XX.

Es básicamente una forma de arte musical que se originó en el país del Norte mediante la confrontación de los negros con la música europea. La instrumentación, melodía y armonía del jazz se derivan principalmente de la tradición musical de Occidente. El ritmo, el fraseo y la producción de sonido,  los elementos de armonía de blues se derivan de la música africana y del concepto musical de los afroamericanos.

Ahora, cómo es que este ritmo hace base en nuestra Pampa Húmeda, a tal punto que en una ciudad como Junín se realice un Festival de Jazz, con todo éxito,  como sucedió el 12 de julio último en Teatro de la Ranchería, provoca una reflexión.

“Hacer jazz es muy difícil, pero a la vez es muy libre –explica Bonino en una entrevista con Democracia-. En su música cabe la improvisación, y en su canto, el fraseo”.

“Cómo hacer jazz en la Pampa Húmeda  es la pregunta que cabe responder de la siguiente manera: El jazz es tan universal, como un sentimiento. Puedo hacer el tema ‘Las hojas muertas’ pero también fusionando con "El cóndor pasa", o con aires de chacarera, de zamba o con un tango. Es decir, si uno tiene la mente lo suficientemente abierta puede fusionar con otras rítmicas, o incorporar a la banda de jazz una percusión más extendida, con otros instrumentos”, señaló.

“Cantar jazz es difícil, más que un tema de pronunciación es de fraseo, que es algo natural, tiene una melodía natural, no lineal, con expresión. Todos pueden cantar pero pocos poner su sello particular y gustar”, apuntó.

Según lo experimentado por Bonino el sábado pasado, durante el festival, ocurrió un acontecimiento que vinculó el pasado con el presente. 

“La idea de hacer jazz surge en mi desde hace mucho tiempo, llega el saxo a mí cuando tenía 18 años, de la mano del saxofonista de la Jazz Casco, Selvio Farina. En el espectáculo del sábado, también mencionamos a Juan Casco, fallecido recientemente, integrante de la Jazz Casco”.

En este punto cabe aclarar que la Jazz Casco, cuyos integrantes eran de una familia emblemática de Rojas y también lo fueron de Junín, donde vinieron a vivir después, en los años 70.  

“En Rojas, trabajando y tocando en mis inicios musicales en la Banda Municipal, durante muchos años, fui aprendiendo. Además incursioné en otro arte como es la pintura. Ahora, regresando a la música, se me ocurre armar una banda de jazz y recurro a gente de Junín, en el caso de Alfredo Farías, en piano.  Nuestro quinteto se llama ‘A la Vuelta Ensamble’,  no es ‘A la Vuelta Ensamble Jazz’ como salió mal en la gráfica de publicidad”, aclaró.

“Cuando se hizo el espectáculo el sábado último, estábamos ya terminando nuestra rutina musical en el escenario, alguien se acercó con los brazos abiertos, esa persona era mi pianista, Benítez, cuando en 1984  debutamos en Teatro de la Ranchería con la “big band” Ensamble Jazz. Él es el suegro de la cantante de la Around Jazz Band. Qué casualidad, que por un error de tipeo, se haya puesto “A la vuelta Ensamble Jazz” a nuestra banda, ¿no? Por todo esto, para nosotros fue una noche simbólica”, relató.

Bonino, al referirse a su banda, dijo que la composición de la misma era medio fluctuante. “Los integrantes son Alfredo Farías, en piano; Raúl Paulucci, en bajo (quien deja la agrupación); José Calissano, de Fortín Tiburcio, partido de Junín, en guitarra; Antonio Bergé, en batería y Daniel Bonino en saxo; como invitada, Erika Frofchaoer, mi esposa. Si bien estuvo ausente en la Fiesta del Jazz en Junín, forma parte de esta banda, Daniel Cámpora, percusionista”, aclaró.

“A la vuelta ensamble” es casi nueva. El quinteto debutó en el 2013, en el sótano del teatro TAFS de la ciudad de Rojas, con mucho éxito siempre. También tocó en el Centro Cultural y en el escenario “Jazz Casco” del Club Sportivo de Rojas, en Dadá, espacio cultural y en el Festival de Jazz, de Junín. n

COMENTARIOS