None
NOCTURNIDAD POLEMICA

Concienciar sobre las medidas de seguridad en boliches

La oficina de Prevención del Cuartel de Bomberos trabaja en el asesoramiento y control de las disposiciones legales.

El cumplimiento de todas las normas preventivas para garantizar la seguridad en las confiterías nocturnas de nuestra ciudad es una preocupación constante de toda la comunidad.
El teniente primero Leonardo Zeta, encargado de la oficina de Prevención del Cuartel de Bomberos de nuestra ciudad, dijo a DEMOCRACIA que el primer paso de quienes desean habilitar un local comercial es llenar un formulario donde se le pide una serie de requisitos entre ellos una nota en la cual se especifica el rubro, nombre de fantasía y ubicación del negocio para que los responsables de la oficina mencionada puedan conocer detalles y características de la actividad a emprenderse.
Posteriormente se presenta un plano de obra aprobado por el Colegio de Arquitectos y la municipalidad; plano electromecánico -referido a las instalaciones eléctricas- certificado por profesional y luego Bomberos constata visualmente que todo esté correctamente.
También se debe presentar contrato de locación o escritura y documento nacional de identidad del responsable del lugar. Todo esto se pide para la primera etapa consistente en el asesoramiento técnico.
En esta etapa, personal de Bomberos concurre al lugar para luego confeccionar un listado solicitando los elementos de seguridad: matafuegos, luminarias, car-telería infográfica, cartelería lumínica y salida de emergencias, evaluándose también la existencia de material inflamable como madera o tela para lo cual se solicita la realización de un tratamiento ignífugo que retarda el proceso de combustión ante un siniestro.
Una vez que el interesado cumplimenta los requisitos, personal de Bomberos concurre y constata el cumplimiento de todo lo dispuesto desde un primer momento.
Si esto es así, Bomberos otorga la certificación en la parte siniestral, uno de los requisitos fundamentales para la habilitación de cualquier establecimiento.
Bomberos también realiza un seguimiento anual extendiendo un certificado de mantenimiento: esto es, que la persona una vez al año se presente para evaluar si el lugar sigue en las mismas condiciones y si no se elabora un informe donde a la persona se le hace saber los nuevos requisitos, si, por ejemplo, modificó la escenografía.
Sobre el grado de cumplimiento, el entrevistado dijo que "hay quienes cumplen, otros que lo hacen pero estando permanentemente encima controlando y pidiendo que hagan las cosas, mientras que otros no cumplen".
"Una de nuestras funciones es tratar de que la gente cumpla principalmente para el beneficio propio de la persona y de los concurrentes", señaló el bombero.
"Nosotros tenemos la potestad policial para labrar las actas, sancionar o clausurar, pero son acciones solamente preventivas, 72 horas como máximo. Lo que se trata de hacer es dejar un antecedente plasmado para evitar reinserciones", señaló.

Jurisdicción

La oficina técnica de Bomberos tiene jurisdicción sobre once ciudades, lo cual es muy amplio. En el caso de Junín se trabaja no solamente en lo referido a los locales de nocturnidad, sino también se hace kioscos, zapaterías, edificios, garage, etc. Es a partir de un convenio establecido entre Bomberos y municipio".
De lunes a viernes, de 8 a 13, se atiende en la oficina técnica del Cuartel de Bomberos.
Mencionó que "casi todo el mundo sabe cómo son los requisitos, pero igual el que viene tiene la posibilidad de conocer como así también saben del mecanismo que nosotros tenemos con respecto a lo que es la prevención.
"A veces es chocante porque en materia de seguridad, año tras año se van modificando, sumando nuevos elementos. Nuestra función es tratar de implementar todo esto para beneficio de la gente", indicó.

Factor ocupacional

En relación con el tema, el área de Bomberos calcula la cantidad de personas que pueden ingresar a un local de acuerdo a la superficie libre del lugar, que es una persona por metro cuadrado.
Consideró que "es normal que cualquier establecimiento supere ese factor porque si no es imposible de trabajar. Si un establecimiento tiene capacidad de cien personas puede llegar a albergar 120 o 130, pero no doscientas y más, porque si no se está saturando el lugar que podría llegar a generar que colapsen todas las medidas de seguridad. Acá entra todo en la responsabilidad de quienes están a cargo, es decir hasta cuánto pueden permitir".

COMENTARIOS