None
ENTREVISTA CON DEMOCRACIA

Meoni: “No hay que hacer marketing con el narcotráfico, como hacen algunos”

El intendente de Junín responsabilizó al Gobierno nacional por el crecimiento de este flagelo y afirmó que faltan recursos para combatirlo. Se mostró cauto con la posibilidad de implementar el transporte público por los altos costos y a favor de las policías locales.

El intendente de Junín, Mario Meoni, participó anoche del inicio de la segunda temporada del programa televisivo Reporte Especial (se emite los martes a las 21). Allí, el funcionario massista se expresó en favor de las policías locales, se mostró cauto con la implementación del transporte público de colectivos por los elevados costos que demandaría, y pidió “no hacer marketing” con el narcotráfico, cuyo crecimiento atribuyó a la falta de controles del Gobierno nacional.

Obras

Así, en un año que no dudó en definir como “complicado” por los efectos de la inflación y la devaluación, dijo que la idea es “mantener la inversión en infraestructura”, aunque reconoció que hubo una merma.
También destacó la construcción de la nueva terminal de ómnibus y del nuevo edificio de calle Liliedal, “donde funcionará una biblioteca”, como importantes logros de la gestión.
“Venimos trabajando en pavimentación, cordón cuneta, cloacas, una estación de bombeo que nos va a permitir conectar a todos los barrios al servicio de cloacas”, repasó.
“Estamos preocupados, contando los recursos día a día, porque no queremos llegar a una situación complicada, de no poder pagarles a los proveedores o retrasar el pago de sueldos”, agregó.
“Una terminal es una obra muy importante, por la inversión, pero también por lo que significa en materia de logística. La ejecución es de doce meses. Cuando uno mira las grandes ciudades, tienen las terminales en las afueras”, afirmó.

Autopista

Sobre la licitación de dos tramos de la autopista Junín – San Andrés de Giles, consideró que “es un primer paso importante”, dijo que “el tramo Junín – Chacabuco es el de mayor concentración de vehículos, ojalá que se pueda ejecutar, creo que no se va a poder ejecutar en doce meses, pero ojalá que se empiece a hacer”.
No obstante ello, recordó que el tramo entre San Andrés de Giles y Luján, “que son apenas 23 kilómetros, lleva cinco años de ejecución y aún no se terminó”, por lo que dudó de que la obra se realice en los tiempos establecidos.

Tren

En relación a la interrupción del servicio del tren de pasajeros Junín – Retiro, el jefe comunal afirmó que “todo lo que anuncia Florencio Randazzo en materia de transporte está muy bien, está haciendo una muy buena gestión, pero está todo concentrado en el Gran Buenos Aires y la zona metropolitana, no se tiene en cuenta los trenes que van al interior del país”.
Y agregó: “Entiendo que para la Presidenta, para el gobernador Daniel Scioli, el interior representa un costo muy alto en relación a la cantidad de gente y por eso no se invierte en infraestructura ferroviaria y no contamos que haya una inversión real, seria, en los trenes, por los menos en los próximos dieciocho meses, que es la conclusión de este gobierno”.

Micros

“Estamos esperando el estudio de la Fundación Metropolitana sobre la sustentabilidad del transporte público de colectivos. De todas maneras entiendo que el tema del transporte no es el eje central de la discusión, porque el problema del tránsito es mucho más amplio y tiene que ver con las características de los argentinos; nosotros lo sufrimos aquí porque es donde vivimos, pero tiene que ver con anomia de la sociedad”, afirmó y prometió seguir trabajando en la “evolución del transporte sustentable, educación en normas de tránsito, y controles más severos a los que trasgredan semáforos en rojo y excedan la velocidad permitida”.
“Si le preguntamos al que tiene una moto si está dispuesto a dejarla por el colectivo, nos encontraríamos con que la mayoría no la dejaría, por cuestiones económicas y hasta de comodidad, pero hay que ir corrigiendo conductas”, afirmó.
“Hay que tenerlos a futuro, pero sostener una línea de micros cuesta muchísimo dinero, y los municipios que lo están haciendo están con problemas severos, como Pergamino que tiene gente suspendida en los micros; Chivilcoy, que tiene un fuerte sustento del Municipio, una cifra millonaria, que se puede solventar porque Chivilcoy tiene recursos extraordinarios y extraoficiales del Gobierno nacional, pero que dentro de un año y medio por ahí no los tiene más y no sé qué va a pasar; o Villa María (Córdoba) que es otro de los ejemplos que muchas veces se ha puesto sobre la mesa y tiene el boleto más caro del país. En la propia Ciudad de Buenos Aires está disminuyendo la cantidad de usuarios de colectivos, en casi todos lados del mundo el micro tiende a ser reemplazado por transportes más rápidos, como subterráneos o trenes. Por eso es un tema que hay que analizar muy bien, porque los recursos los aportan los ciudadanos, y yo los quiero cuidar e invertir muy bien. No por quedar bien con algún sector vamos a poner colectivos y gastar un millón de pesos para sostener en realidad a una empresa y no a mejorar la vida de nadie”, opinó.

Seguridad

“Comparto el proyecto de las policías locales, porque la seguridad es responsabilidad también del intendente, creemos que podemos tener más efectivos en las calles, ya que hoy nos cuesta mucho contar con ocho o diez agentes para algún operativo. Estos últimos días hemos tenido problemas a la salida de los boliches, hace un tiempo que venimos pidiendo que se haga un corredor de seguridad, se ha hecho, pero parcialmente, se vuelcan seis agentes, cuando hay tres mil o cuatro mil jóvenes saliendo de los boliches, es absolutamente insuficiente. Si tuviésemos la potestad de determinar cómo se manejan esos agentes seguramente la situación sería otra. Estamos discutiendo en la Legislatura el tema de los fondos, para que estén garantizados y no haya atrasos en las partidas de 30 ó 40 días o hasta de seis meses como estamos teniendo”, señaló.
“La declaración de la emergencia del Gobernador creo que es sólo un acto administrativo, que le permite comprar en forma directa y sortear los controles de la Provincia, incluso 600 millones de pesos para la Provincia es nada. Una patrulla completamente equipada debe estar en 200 mil pesos, posiblemente más, por lo que estamos hablando de 300 vehículos para toda la Provincia, lo cual es nada. Hacen falta agentes y atacar todo el sistema del delito completo, tenemos problemas con las cárceles, no hay dónde alojar a los menores, no hay tratamientos para las adicciones, no hay seguimiento de los liberados de las cárceles, el patronato tiene insuficiencias importantes, fue más una puesta en escena de carácter mediática que una toma de medidas”, dijo.
-¿En Junín hay un crecimiento del narcotráfico?

-Creo que creció en el país. Vivimos bastante cerca de Rosario y Buenos Aires y las formas delictivas se copian rápidamente. Ya no estamos a cinco, seis o siete horas de Buenos Aires como ocurría hace unos años y hay gente que va y viene permanentemente, por lo tanto que nos llegue el narcotráfico es natural, pero lo que no existe es el modelo del gran narcotraficante jefe de una ciudad, habrá algunos que tendrán más clientes que otros, pero me parece que hay una política de comercializar a través de muchos dealers (vendedores) y no de alguien en particular. El problema de las adicciones ha aumentado en todos lados, no sólo en Junín. Falta una fuerte inversión en el combate de la droga, en reforzar las fronteras, la radarización, porque las fronteras son un colador absoluto, y después en lo que tiene que ver con la cantidad de efectivos trabajando en eso en las distintas policías, la policía federal tiene una cantidad muy pobre de agentes en Junín. Hace un año le pedí a la entonces ministra Garré que aumentara la cantidad de efectivos de la policía federal porque necesitábamos más gente abocada a combatir el narcotráfico, pedimos Gendarmería y también nos contestaron que no era posible, la Policía Bonaerense tiene un grupo muy reducido de efectivos para el combate del narcotráfico y no sé si cuentan con todos los elementos necesarios. Nosotros nos reunimos habitualmente con el fiscal general de Junín [Juan Manuel Mastrorilli] y tenemos una preocupación en ese sentido importante. Creo que no hay que hacer marketing con el narcotráfico, como hacen algunos. Yo trabajo para combatir el narcotráfico con las herramientas que tengo, que es básicamente la palabra, la mía y al de los vecinos, que es muy importante, yo traslado la preocupación de los vecinos, cuando vemos situaciones extraños en un barrio, en una casa, tanto desde el punto de vista del crecimiento económico como del movimiento de gente, yo traslado esas preocupaciones y esperemos que la justicia federal actúe de la misma manera, con un fuerte compromiso. En Junín, como en todo el país, la responsabilidad central sobre el narcotráfico la tiene el Gobierno nacional. En este sentido, nos sentimos que estamos un poco débiles, que hay poca gente abocada a la lucha contra el narcotráfico y que no tienen las herramientas para hacerlo.

COMENTARIOS