None
INSEGURIDAD EN JUNIN

Para Miguel, el recrudecimiento de los delitos tiene que ver con una inacción "política y policial"

El legislador estuvo reunido con el subsecretario de Seguridad Provincial.

En diálogo con DEMOCRACIA, para Miguel el problema de la seguridad en Junín parte del "error político de haber sostenido durante mucho tiempo a un jefe policial cuestionado por la comunidad".
El legislador también consideró que "si los foros fueron creados por ley para darle un cauce orgánico y participativo al tema seguridad, no puede ser que no estén normalizados desde hace más de un año y llama la atención que no haya habido un interés del poder político local para normalizarlos".
Un tercer aspecto del tema es que "el Ministerio de Seguridad se ha desentendido de Junín. Cuando creamos la tasa complementaria de seguridad y la comisión de seguimiento, fue porque el gobernador Duhalde nos dijo que debíamos hacernos cargo del mantenimiento de los móviles, eliminamos las cooperadoras y decidimos mantener los edificios y dotar a la policía de elementos administrativos, pero la contrapartida era que los patrulleros se renovaran en tiempo y forma. Así se hizo durante toda nuestra gestión. Ahora es calamitoso el estado rodante que tienen los móviles". El ex intendente de nuestra ciudad consideró que "se ha desvirtuado el origen de la tasa complementaria de seguridad".
Contó Miguel que reclamó a Stagnaro, el hecho de que el Ministerio debe volver a hacerse cargo de lo que le corresponde. "Junín hace demasiado esfuerzo económico como para que el Ministerio no le envíe los elementos que corresponde", sostuvo. El legislador manifestó su deseo de que la Municipalidad convoque a las entidades de la comunidad para que cada uno exprese su opinión al ministro Stornelli durante la visita que el alto funcionario provincial hará a nuestra ciudad mañana lunes.

"La gota que
derramó el vaso"

Analizando en líneas generales el problema de la seguridad en nuestra ciudad dijo Miguel que "factores que no se vinieron atendiendo, hicieron explosión ahora. La gota que derramó el vaso fue la gran cantidad de delitos en enero. Si hubiera un jefe policial distinto, con los foros funcionando, con móviles, a lo mejor se hubiera dado una mejor prevención".
"Las cosas siguen pasando. Todo esto es preocupante. Debe cambiar. Yo no dijo que la ciudad sea un infierno, sino que han recrudecido los delitos y tiene que ver con una inacción política y policial, pero es corregible. Hay que apretar las "clavijas" y esto tiene que ver con dos cosas: que no nos pongan una tercera cárcel, porque los hechos más graves de crímenes en Junín fueron cometidos por reincidentes y la cuestión social, que es de fondo. Hay muchos barrios marginales, con gente sin proyecto de vida, sobre todo jóvenes. El esfuerzo de la Nación, la provincia y nuestro municipio debiera ir para planes masivos de capacitación en los barrios, donde la gente vive y sufre los problemas, si no, no vamos a mejorar la seguridad a largo plazo".

COMENTARIOS