None
EL RUMBO DE LA ECONOMÍA

Oscar Palma afirmó que la situación de la industria local “es de incertidumbre”

El secretario de Desarrollo Económico y Planeamiento Estratégico de la Municipalidad de Junín aseguró que hay “preocupación” en el empresariado por la “devaluación, pero también por los precios”. Buscan que no haya despidos.

El secretario de Desarrollo Económico y Planeamiento Estratégico de la Municipalidad de Junín, Oscar Palma, realizó un análisis de cómo la situación económica nacional afecta al sector industrial y comercial de nuestra ciudad.
“Estuvimos hablando con empresarios y comerciantes de la ciudad para ver cómo ha impactado el tema de la devaluación y qué perspectivas tienen ellos del momento actual y para el futuro. Lo que se escucha son preocupaciones, hay una incertidumbre en todos los empresarios y son varios los aspectos, no solo por la devaluación sino también por los precios. Hay proveedores que entregaban los insumos en plazo y hoy pagan de contado o no retiran o directamente, no tienen precios y no pueden comprar. Con esto se complica el funcionamiento normal de la industria”.
“No se está pensando en invertir. Se habló del tema empleo, la verdad que con la incertidumbre que hay para adelante no se puede hablar de un aumento del mismo en los próximos meses. El común denominador de las empresas es la incertidumbre, los precios altos, el poco poder de planificación, se trabaja en el día a día con los insumos que pueden obtener. El problema es con la reposición de la mercadería, hay algunos que cerraron y otros que entregan pero con un posible aumento y con el riesgo de en la primera reposición perder plata”, agregó el secretario municipal.
Por otra parte señaló: “no hay un mensaje claro del gobierno nacional como para poder tener una perspectiva a futuro. Por otro lado está la situación financiera bancaria que se ha dado esta semana. No hay refinanciamiento, hay que pagar vencimientos en tiempo y forma y todo genera incertidumbre en el empresariado local. La demanda de todos es que el gobierno de un mensaje claro y tome una política económica para el país”.
“En las empresas más chicas hay algún margen de maniobras pero las que tienen mucha mano de obra, muchos empleados se les complica más porque tienen más gastos y si no venden a los valores reales hay dificultades en su funcionamiento. Con los que he hablado nadie está dispuesto a despedir gente y esperemos que no se llegue a ese punto. Nosotros desde el Municipio tratamos de acompañar a los empresarios, no tenemos muchas alternativas con respecto a las medidas del gobierno nacional, es estar al tanto para colaborar con ellos ante posibles situaciones principalmente ante el despido de personal”, dijo.

Impacto en los precios

La devaluación que sufrió la semana pasada la moneda local frente al dólar en el mercado oficial tuvo un impacto inmediato en los precios de productos de distintos rubros, sobre todo aquellos con componentes importados o directamente fabricados afuera del país.
En esa línea, los electrodomésticos son los primeros que se anotaron, con aumentos promedio del 15% aunque en algunos aparatos alcanzan hasta el 30%, según detectaron entidades de defensa del consumidor pero también del propio Gobierno, que ya se reunió con el sector para hablar sobre precios (ver página 13).
También se verificó falta de stock en algunos comercios. De hecho, por la alta participación de la importación, este sector fue el que primero reaccionó ante la devaluación impulsada desde el propio Gobierno. Entre el viernes y el fin de semana pasado la mayoría de las cadenas de electrodomésticos no tenían precios en los estantes y ya se anticipaba, según una recorrida de este diario por distintos locales, aumentos del 20 por ciento.

En los autos

El mercado del sector automotriz, mientras, quedó casi “paralizado” principalmente en la venta de cero kilómetros donde en las concesionarias no hay precios de referencias tras la disparada del dólar oficial la semana pasada, aunque dicen que los aumentos del valor de las unidades, que en la mayoría de los casos llevan un alto componente de partes importadas, rondarían del 10 al 17 por ciento, según habrían ya definido las terminales en las últimas horas.
A este aumento de los 0 km, hay que agregarle que muchos modelos de las distintas marcas pasarán el límite (170 mil pesos) de la nueva alícuota del reciente impuesto que aplica el Gobierno a los “autos de lujo”.

Supermercados

En los supermercados también se verificaron algunas subas de precios pero principalmente faltantes de productos, inclusive los acordados con el Gobierno. “Los supermercados ya empezaron a poner carteles adicionales que limitan la compra de algunos productos a sólo uno por persona. Esa restricción está expresamente prohibida”, advirtió el titular de la Unión de Consumidores de Argentina, Fernando Blanco Muiño, quien también alertó que faltan indicadores de precios en las góndolas.
El ministro de Economía, Axel Kicillof, ya se reunió con dueños de supermercados y de empresas proveedoras a quienes exigió comprometerse con el programa “Precios Cuidados”, que abarca alimentos, y artículos de limpieza y perfumería, tiene un año de duración y que debe revisarse trimestralmente.
Mientras, el jefe de Gabinete Jorge Capitanich destacó que las autoridades trabajan con 38 complejos exportadores para resolver “el gran problema de todos los productores, que es establecer un precio justo y que el bien llegue al consumidor con los valores correspondientes a precios competitivos”.
La secretaría de Comercio hizo a su vez referencia a “maniobras especulativas” contra los precios controlados, ocurridas durante el fin de semana en distintos negocios. Por esa razón, el secretario de comercio, Augusto Costa, se reunió con representantes de las empresas de electrodomésticos en el que advirtió que estas cadenas “no tienen que estar asociadas a la trampa y la especulación”, según indicó un comunicado oficial. 

COMENTARIOS