TRIBUNA DEL LECTOR

Remedios aislados y vacíos de contenido

Ya hace un tiempo prolongado que he dejado mi metier en intentar opinar sobre lo que está pasando en este bendito país de hace unos tres años para atrás.
Pero ya un poco fatigado y castigado con lo que está transcurriendo aquí quiero decir algunas cosas que me han brotado internamente.
De las pocas lecturas económica y políticas que pude intentar analizar, comprender  en diarios, TV, etc., no encuentro siquiera un atisbo de claridad; ya que todos los opinólogos desembocan en lo mismo, confusiones a granel, algunos complot a favor del diario madre y otros del gobierno; y confieso que estoy con una gran pesadumbre interna, por eso me quedo con mi propia  óptica a pesar de no ser un economista ni de raza ni de grandes conocimientos, y saltar ese cerco comprado en algunos casos en las opiniones;  y muy triviales en otros.
En medio de estas incógnitas, la acotada canasta de “Precios Cuidados” se asemeja a una botella en el mar de la inflación. Pasado el difícil año 2013, digo y a veces me embrollo en discusiones inútiles con partidistas de este gobierno elegido por la mayoría, que hoy quedo en el camino más de un 25% de sus seguidores; que para nada aceptan o reconocen serios y grosos yerros; por tal circunstancia entendía que en este año  que transcurre algo iba a cambiar; pero todo peor…sin poder manejar política cambiaria, con serias dificultades de sofrenar esta inflación maldita que hace perder a los asalariados en cada embate de ajustes mas de un 20% de sus ingresos; con poca inversiones en rutas; hospitales acordes al siglo que estamos transitando; munido todo de mucha corrupción en casi todos los ámbitos estatales; y entonces??????...Porque cuesta tanto aceptar estas situaciones; porque no empezar a intentar un cambio que el Jefe de Gabinete Capitanich lo capitalizo un mes nada más, ya que a medida que transcurrían los días su tarea se fue diluyendo y  todo quedo en el camino…
Y en este análisis con estos sombríos cambios impuestos  en esta etapa devaluatoria pude notar funcionarios nerviosos, con postura corporal rígida y ceño fruncido, anuncian en pocos segundos una medida económica confusa, tomada de apuro, sin  la presidente que  apadrine y/o respalde ese decisorio; buscando aquietar la presión del mercado informal de divisas, cuya existencia y relevancia habían negado enfáticamente hasta entonces
Me pregunto ¿Esa es la forma de buscar un aquietamiento a esta tempestad impuesta en la compra de dólares? Me parece que no…. y  creo  va  ser un boomerang  que los va a enterrar en sus propios yo, muy fustigado y ya con muy  poca credibilidad.

COMENTARIOS