None
CADA NOCHE, BANDAS MOTORIZADAS SE ADUEÑAN DE LAS CALLES JUNINENSES

Por las “picadas” de motos, el Municipio sale a endurecer los controles de tránsito

El titular de la Agencia Municipal de Seguridad Vial, Daniel Kelly, afirmó ayer a Democracia que sólo en los últimos días se retuvieron cerca de 100 motos y ciclomotores y destacó el trabajo en conjunto con la Policía.

Mientras se agrava el drama del tránsito y crece, paralelamente, el descontrol de las picadas nocturnas y las bandas motorizadas que se adueñan de las calles juninenses, la Agencia Municipal de Seguridad Vial (AMSV) -que conduce Daniel Kelly-, en conjunto con la Policía, redobló los controles en distintos puntos de la ciudad, con el objetivo de identificar y retener aquellos rodados que no estén en regla.
Así, según precisó a Democracia ayer el propio Kelly, en los últimos días se secuestraron casi 100 motos y ciclomotores que circulaban sin los papeles reglamentarios, o sea, violando la ley de tránsito vigente.
“El número de motos retenidas ronda los cien vehículos, y se secuestraron por no tener la documentación correspondiente, por circular con escapes liberados, y muchas de esas motos son armadas, por lo que creemos que muchas de esas motos son las que de noche corren picadas”, indicó el titular de la AMSV.
Y agregó: “Hasta el momento no hemos secuestrado motos robadas, pero estamos trabajando de forma coordinada con la Policía”.

Acuerdo en el Concejo

La semana pasada, todos los bloques de concejales de nuestra ciudad acordaron “el compromiso de generar un espacio de discusión y debate”, dando así luz verde a la iniciativa de la oposición de convocar a una audiencia pública.
Así, los bloques de ediles de todos los espacios con representación en el recinto, afirmaron que es necesario “contribuir a encontrar soluciones a la problemática generada por grupos de motociclistas que, generalmente en horario nocturno, se desplazan por las calles juninenses alterando la tranquilidad de los vecinos y el orden público”.
Además, coincidieron en que el respeto a las pautas de convivencia ciudadana es responsabilidad de todos y en ese entendimiento, se advirtió que el compromiso en la búsqueda de soluciones está por encima de cualquier bandería política.
“Las herramientas que tiene a su alcance cada sector del poder público deben ser puestas al servicio de la solución y para ello debemos actuar en forma coordinada y complementaria”, dijeron.
“Por eso es imprescindible el compromiso de funcionarios políticos municipales, provinciales y nacionales, funcionarios judiciales y policiales, autoridades educativas y de formación, y, por supuesto, el compromiso imprescindible de los ciudadanos juninenses, para que cada uno dentro de su jurisdicción y competencia -y haciéndose responsable de sus obligaciones- aporte a la solución del problema”, agregaron.

Trastornos

“El accionar individual y estanco de alguno de ellos no traerá soluciones. Vemos con profunda preocupación que, a pesar de las diversas políticas públicas implementadas -algunas de ellas fruto de la actividad legislativa de este Cuerpo- hay enormes grupos de motociclistas que generan trastornos a la vida ciudadana, alterando el orden y la tranquilidad de los habitantes, en un accionar que claramente excede la mera cuestión del tránsito”, afirmaron.
“Por lo expuesto, este Honorable Cuerpo ha asumido el compromiso de generar un espacio de discusión y debate con el fin de generar herramientas a considerar en audiencia pública, para que, entre todos los actores involucrados, culminemos el proceso con un aporte sustancial a la solución del problema”, señalaron.
Firman el comunicado los presidentes de los bloques, los ediles Pablo Petrecca, Marcelo García, Juan Pablo Niriche, Renato Figgini y el presidente del Concejo, Patricio Fay.

23 muertos por el tránsito en 2013


Con 23 muertos en accidentes de tránsito en 2013 en las calles de nuestra ciudad, el drama de las picadas parece ir en aumento, ocasionando no sólo un riesgo palpable para la vida de los vecinos, sino también todo tipo de molestias e inconvenientes, que van desde los ruidos excesivos por el uso de escapes libres y el rugido de los motores, a hechos mucho más graves, como ataques a pedradas a automovilistas y destrozos en la vía pública.
Las “hordas” motorizadas hacen cada madrugada distintos circuitos, pero suelen reunirse dando vueltas por la avenida San Martín, Belgrano, Circunvalación, Ramón Hernández o Padre Respuela, una verdadera “pista” de picadas.

COMENTARIOS