None
DEMOCRACIA RECORRIÓ EL PUEBLO

Fuerte temporal de viento y lluvia causó destrozos y un lesionado en O´Higgins

En media hora, las ráfagas barrieron con todo a su paso. Se volaron más de 20 techos, se cayeron cientos de plantas y un hombre resultó hospitalizado. Por los cables caídos y los transformadores dañados, el pueblo aún seguía sin energía eléctrica.

Un fuerte temporal de viento y lluvia en la vecina localidad de O´Higgins provocó el jueves último importantes destrozos y una persona herida, según pudo comprobar Democracia, ayer, en una recorrida por el lugar.
En efecto, fuertes ráfagas de viento y lluvia que se abatieron sobre el pueblo aproximadamente pasadas las 21.15, por el lapso de unos 30 minutos, barrieron con cientos de plantas y postes de alumbrado y unos 20 techos.
Javier Romero, delegado de la localidad, contó a este diario que aún siguen sin energía eléctrica. “No sabemos cuándo va a volver el servicio, porque se cayeron muchos postes y se dañaron transformadores, están las cuadrillas trabajando y están los operarios de Obras Públicas de Chacabuco, pero aún no sabemos cuándo va a volver”.
Por la intensidad de la tormenta, el intendente interino de Chacabuco, Claudio Brindisi, recorrió el lugar la misma noche del jueves y lo mismo hizo ayer a la mañana.
El funcionario informó que la Municipalidad envió dos camiones, una pala, motosierras y una cuadrilla del Corralón para colaborar con las tareas de limpieza y reparación de los daños que provocó el fenómeno climático.
En el lugar también trabajó Defensa Civil y Bomberos Voluntarios.

Una chapa le cortó un tendón de la mano

En medio de la feroz tormenta, un vecino de unos 50 años, identificado como Roberto Peralta, sufrió una herida cortante en un tendón de la mano (por una chapa que se desprendió de un techo) y debió ser derivado de urgencia al Hospital Nuestra Señora del Carmen de Chacabuco, donde fue intervenido quirúrgicamente.
“Fue un milagro que no haya habido más heridos o víctimas fatales, porque la tormenta fue muy fuerte, nunca habíamos visto algo así”, afirmó un vecino consultado por este diario.
Según las mediciones realizadas, en total cayeron unos 20 milímetros, pero las fuertes ráfagas arrasaron con postes de alumbrado, carteles, toldos, silos, techos de galpones y viviendas, y cientos de ramas y árboles que quedaron tumbados en las calles, en la plaza principal y en los accesos. Incluso el viento dio vuelta acoplados de camiones.

COMENTARIOS