None
JUNÍN PLURAL

La iglesia “Ondas de amor y paz” celebró 23 años al servicio de la fe y la esperanza

La institución que tiene como máximo referente nacional al pastor Giménez y que es ministrada en Junín por José María Rodríguez y su esposa, festejó un nuevo aniversario con una ceremonia donde abundaron las muestras de agradecimiento a Dios.

“Damos las gracias por lo que hemos recibido, pero creemos que lo mejor está por venir”. Con esa frase cargada de sencillez y optimismo, el pastor José María Rodríguez resumió su sentir y el de todos los parroquianos que conforman la iglesia evangélica “Ondas de Amor y Paz”, que esta semana arribó a su vigesimotercer aniversario de existencia.
Junto a la que hoy es su mujer, Paola, Rodríguez se puso a la cabeza de la entidad religiosa que a nivel nacional el por aquel entonces mediático pastor Héctor Aníbal Giménez (aún sigue siendo su máximo referente, aunque con un perfil más bajo) y hoy en día, asegura, lideran desde Junín un espectro de congregaciones que se expande cada vez más.
En charla con Democracia, el titular del templo ubicado en Avellaneda 71, recordó que esa casa pastoral fue inaugurada después de una cruzada de milagros en el Club Argentino, presidida por el propio pastor Giménez. “Nuestra sede pasó por distintas direcciones: primero estuvimos a la vuelta del Colegio Nacional, luego en la esquina de la plaza principal, sobre calle Álvarez Rodríguez, y hace doce años que estamos en nuestra actual dirección”, relató.
A continuación, Rodríguez realizó un racconto de los logros obtenidos desde los tiempos de la fundación a esta parte. “En estos años Dios nos permitió, por ejemplo, tener nuestra propia emisora, la “Radio de las buenas ondas” (FM 94.1). En el año 2005 fuimos ordenados apóstoles con mi esposa Paola, función asignada no sólo a quien pastorea una iglesia sino que además lidera otras congregaciones. Eso nos permitió que en la actualidad tengamos trece comunidades bajo nuestra cobertura. Estamos en la ciudad de Colón (en calle 47), en 25 de Mayo (avenida 18), Saladillo (avenida Mariano Acosta), Pergamino (calle Urquiza) y cada uno de los responsables de esas instituciones a su vez pastorea otros lugares”, puntualizó.
La iglesia también tiene sede en Villa Mercedes, La Toma y Justo Daract, en la provincia de San Luis. “Viajamos una vez por mes a cada lugar. Además, ayudamos pastores en Hughes, Wheelwright, Campana y otras localidades donde nos piden que compartamos con ellos lo que hemos recibido y lo que podemos transferir”, explicó.

La profecía consumada

Rodríguez aseguró haber recibido una profecía para su vida, resumida en una frase que decía de “Junín para el mundo”. Era un vaticinio de que íbamos a empezar a viajar al exterior. Después de eso Dios nos ha permitido estar en Brasil, Paraguay, Bolivia, Uruguay, Colombia, Venezuela y acabo de venir de un viaje por Estados Unidos y Puerto Rico compartiendo cruzadas de milagros. Ahora estamos preparando un viaje a Canadá para principios de 2014”, reveló.
Por otro lado, recordó que a los 19 años él fue declarado libre de tabaco y su esposa fue libre de depresión, todo por obra y gracia divina. “Hace 22 años que nos casamos, tenemos tres hijos, y hoy todos participan en las reuniones semanales. Paola es una mujer tremenda de Dios, que me ayuda en el ministerio y que se ha vuelto imprescindible en nuestra estructura institucional”, reconoció el pastor José, y reafirmó: “Damos gracias por todo lo que hemos recibido, pero creemos que lo mejor está por venir”.

COMENTARIOS