None
MERCADO INMOBILIARIO

Procrear inyectará unos 350 millones de pesos en poco más de un año en Junín

Los 999 beneficiaros recibirán, en promedio, $ 300.000 para construcción o refacción y $ 400.000 para quienes, además, deban adquirir un terreno. En alrededor de 15 meses se debería haber desembolsado todo el dinero. Es un 25% más que todo el presupuesto municipal para 2014.

El octavo sorteo del programa de créditos inmobiliarios Procrear Bicentenario realizado hace poco más de dos semanas, dejó a 999 juninenses favorecidos y con la posibilidad concreta de acceder a su vivienda propia.
Esto significa que en los próximos 15 meses ingresarán a Junín alrededor de 350 millones de pesos para la economía de la ciudad, en rubros directamente relacionados con la construcción y el mercado inmobiliario.
De acuerdo a lo informado por Anses, de los 999 beneficiarios, 491 fueron sorteados para proyectos de construcción, refacción/ampliación, o vivienda a estrenar, cuyos montos en promedio por cada crédito es de 300 mil pesos, lo que hará un ingreso total de 147,3 millones de pesos.
En tanto, los restantes 508 juninenses adjudicados corresponden al programa de compra de terreno y posterior construcción, que entregará –también en promedio– unos 400 mil pesos por cada crédito, que sumados alcanzan la cifra de 203,2 millones de pesos.
Ese total de 350 millones será volcado a la economía juninense en los 16 meses siguientes, ya que en los próximos cinco meses los beneficiaros que aún no los tengan deberán adquirir sus lotes, y una vez cumplimentado esto comenzarán los desembolsos.
Teniendo en cuenta que las disposiciones del programa establecen que los adjudicatarios no podrán estar más de nueve meses en obra, en poco más de un año debería ingresar la totalidad de los créditos.
Semejante cantidad de dinero podría generar un notable movimiento económico en la ciudad: para tener una dimensión de lo que se va a volcar a partir de este programa, los 350 millones de pesos implican un 25% más que el presupuesto municipal proyectado para 2014.

El programa en Junín


María Laura Gerosa, gerenta de la delegación local de Procrear, señala que a partir de esta semana se comenzó a recibir en la oficina a las personas que resultaron sorteadas el 22 de octubre último.
Por allí están pasando unos 200 adjudicatarios por día, atendiendo gente de Junín y la región.
Gerosa cuenta que “en las líneas anteriores se entregaron créditos para comprar, construir o refaccionar por unos 300 mil pesos, en promedio; y en esta nueva etapa hay 508 beneficiarios que recibirán créditos no sólo para construcción, sino también para la compra de lote, cuyos montos estipulados llegan hasta cien mil pesos”.
En estas primeras entrevistas, los responsables de Procrear Junín asesoran a las personas que se están acercando a la oficina y, posteriormente, se les da otro turno para precalificar.

Los pasos

Gerosa explica que “desde la fecha del sorteo, las personas tienen cinco meses para adquirir su lote, que debe ser apto para esta línea de crédito”.
Una vez que sea aprobada la adquisición del terreno, los beneficiarios son asesorados por un profesional para que elijan uno de los modelos constructivos que dispone el programa, de acuerdo a las características de cada crédito.
Luego de cumplimentado este paso, con toda la información (que incluye el trámite en el punto crediticio, el plano, el proyecto de obra y el lote) se arma un carpeta y, desde entonces, el plazo para la entrega del dinero –una vez que el expediente esté iniciado– oscila entre 45 y 60 días, para luego pasar a un escribano. “Nosotros decimos que, exageradamente, en 90 días está la aprobación”, resume Gerosa.
Posteriormente, el crédito se entrega de la siguiente manera: se da un anticipo del 30% cuando se firma la escritura para empezar la construcción; una vez que se cumple con el avance de obra de ese 30%, se notifica a Procrear, desde donde se hace una verificación. Después se otorga un segundo desembolso de un 40% más. Una vez que se llegue a ese avance de obra y luego de la verificación correspondiente, se entrega el último 30%. Concluido este último paso, a los 30 días los adjudicatarios empiezan a pagar la primera cuota.
Si bien no hay un plazo estipulado para cada uno de los desembolsos, Gerosa aclara que el plan sí contempla que, “en total, no se puede estar más de nueve meses en obra, desde el primer anticipo hasta la finalización”.
Es decir que si se suman los cinco meses para adquirir lotes (quienes deban hacerlo), más los dos meses de trámite de aprobación, y los nueve de obra, en unos 16 meses la totalidad de los créditos deberían haber ingresado a Junín.

COMENTARIOS