Los pueblos, una opción siempre viable para radicarse

Tal como lo plantean los martilleros, el mapa juninense no parece contar con muchos puntos en blanco que puedan ser llenados por los beneficiarios del programa Procrear.
Y ante ese panorama, no son pocos los que ya están evaluando la opción de trasladarse a los pueblos del distrito, donde los valores de la tierra son sustancialmente menores.
“Los pueblos han tenido un crecimiento, algunos apuntalados desde el ámbito político. Por ejemplo, en Saforcada, la Municipalidad ha hecho una fuerte entrega de lotes.
Un lote en ese pueblo, cerca de lo que es el casco, puede oscilar entre 15.000 y 30.000 pesos. Roca tiene valores que están un poco por encima de los de Saforcada. Ni hablar de Alem, donde parece que los inmuebles tienden a no valer nada. Los pueblos se han mantenido chatos en cuanto a la valorización de inmuebles. Junín tiene una diferencia exorbitante en comparación con los pueblos de la zona”, describió el inmobiliario Gerardo Di Palma.

COMENTARIOS