ENCUESTA EXCLUSIVA DE DEMOCRACIA

Casi la mitad de los juninenses tiene amigos virtuales en las redes sociales

Ante la pregunta "¿tiene amigos en las redes sociales que no conoce personalmente?", el 42.08% respondió que "sí" y el 3.33% contestó que "sí, y los considero buenos amigos".

Casi la mitad de los juninenses que participaron en el sondeo web de Democracia, que aparece publicado on line, cada semana, en el portal de Democracia (www.diariodemocracia.com), reconocieron que tienen amigos “virtuales” en las redes sociales, en la web.
En efecto, ante la pregunta formulada por este diario en la encuesta: “¿Tiene amigos en las redes sociales que no conoce en persona?”, el 42.08 por ciento respondió que “sí” y el 3.33 por ciento contestó “sí y los considero buenos amigos”.
En la vereda de enfrente, sin embargo, la mayoría (el 54.58 por ciento de los lectores que emitieron su voto en el muestreo) dijo que “no, no me provoca confianza”.
En total, participaron de la encuesta 240 personas.

Beneficios


Los efectos positivos de la amistad son cosa probada entre los especialistas, ya sean amigos virtuales o pertenecientes a las relaciones interpersonales. Es que conocer gente en las redes sociales es hoy una práctica habitual y tener amigos virtuales es algo muy común.
Los amigos -sean virtuales o reales- brindan alegrías, apoyo, sostén y ayuda en aquellos momentos difíciles. Cada vez más, personas de todo el mundo pueden conocer gente, encontrar amigos y buscar pareja por Internet, y el avance de las redes sociales ha facilitado la tarea.
Tal es la fiebre por este medio de comunicación virtual que hasta científicos y expertos se ocupan de estudiar este fenómeno mundial y según un reciente estudio, tener amigos virtuales, también sería beneficioso para la salud.
Así, científicos de la Universidad College London (UCL), comprobaron que quienes poseen un alto número de amigos en Facebook, tenían mayor cantidad de materia gris en determinadas zonas del cerebro, sobre todo en aquellas relacionadas a la memoria, a la interacción social y a los aspectos emocionales.
Las conclusiones de este estudio, permiten entender las relaciones y los tipos de vínculos que se dan en las redes sociales y cómo estas influyen en las estructuras cerebrales de los individuos y en sus conductas emocionales.
De esta manera, el uso habitual de las redes sociales influiría positivamente en el desarrollo de estas áreas cerebrales que intervienen en los procesos de sociabilización.
Según los autores de este estudio, este patrón también se da en aquellas relaciones fuera de Internet. De esta manera, aquellas personas que son más sociables fuera de la red, también lo son en las redes sociales y esto se refleja en una actitud más activa dentro de las mismas y en la mayor habilidad para mantener un alto número de contactos o amigos virtuales.
De esta manera, una vez más se comprueba los beneficios de la amistad y se refuerza el hecho de que con los amigos virtuales, se pueden forjar vínculos tanto o más estrechos y positivos que con los amigos reales.

COMENTARIOS