None
ESCUELA DE EDUCACIÓN SECUNDARIA 3

Agustín Roca: sentada de alumnos por un conflicto con la directora

Los estudiantes de todos los años no ingresaron al establecimiento y pidieron la remoción del cargo de María Rosa Da Valle, quien dirige la institución. Denuncian malos tratos y persecución.

Alumnos de todos los años de la Escuela de Educación Secundaria 3 de la localidad de Agustín Roca, en Junín, realizaron ayer una sentada y no ingresaron al establecimiento, para pedir la remoción del cargo de la directora de la institución, María Rosa Da Valle, con quien mantienen un conflicto, que se inició con los chicos de sexto año, pero ayer se extendió a los distintos años, con el apoyo incluso de algunos padres y docentes.
Según los testimonios que pudo recabar este diario, ayer, en la puerta de la escuela, los alumnos denuncian “malos tratos” por parte de la directora y persecución.
“Estamos cansados!!! De una directora que exige respeto cuando nosotros no lo recibimos de ella!!!”, afirma un comunicados que entregaron los alumnos a Democracia. “De que nos den vuelta la cara cuando planteamos un problema, de no obtener respuestas concretas, de que se tomen medidas injustas y desiguales, de ser amenazados con sanciones que no corresponden, de que el directivo no sepa manejar la escuela, de ser privados de la educación”, agrega el escrito.
En diálogo con Democracia, una alumna de sexto año del establecimiento contó: “Nuestra autoridad es María Rosa Da Valle, con quien tenemos varios inconvenientes. El origen del conflicto es una falta de respeto mutuo, sin ningún interés de parte de ella de escuchar a los alumnos. También hubo amenazas, por ejemplo a los abanderados les dice que les va a quitar esa condición y esa es una de las cosas que más nos molestó. Lo mismo hace con quienes integran el centro de estudiantes, a quienes excluye de todo. El otro día tuvieron que ir a un congreso de centros de estudiantes donde iban a estar presentes representantes de “La Cámpora”. Eso era todo político y la escuela, por supuesto, nunca sabe nada”.
“Recibimos maltrato y a la vez notamos que no tiene interés en recomponer la relación o en socializar con nosotros. Queremos que cambie su actitud, pero si se va nos haría un bien a todos, porque sexto año en dos meses se va de la escuela, pero quedan un montón de chicos y la actitud de ella no va a cambiar. No te escucha. Cuando le estás hablando, pega media vuelta y te deja hablando solo. La semana pasada, echó a dos compañeras nuestras de una clase de inglés y por ese motivo tuvo un cambio de palabras con la profesora de esa materia”, agregó.
“La semana pasada se tomó un examen después del cual estábamos todos autorizados a irnos. Pero cuando llegó el momento en que nosotros nos teníamos que retirar, ella empezó a dar vueltas para impedir que nos fuéramos. Entonces, todo sexto tomó la decisión de irse. A la media hora volvimos y tuvimos un encontronazo con la directora y se dijeron muchas cosas de las dos partes. El viernes hizo una reunión con todos los padres de los alumnos de sexto, donde dijo muchas cosas que no eran ciertas. Además impuso sanciones que no pensamos cumplir, como por ejemplo la de hacernos venir el miércoles que viene, que hay asueto y por lo tanto no se dictan clases, a limpiar bancos y ordenar la escuela. Pero el ensañamiento es con todos los cursos. Esperamos que venga una autoridad superior porque con ella no se puede hablar”.
Democracia intentó entrevistar a la directora, pero no fue atendido, con el argumento de que no estaba “autorizada” para hacer declaraciones.

COMENTARIOS